Maratón lírico cierra actividades de la Casa del Poeta

Lectura de poemas en la voz de sus propios autores, como Carlos López Beltrán, Eduardo Hurtado Montalvo y María Rivera, clausuraron las actividades poéticas 2015 en el Café-Bar Las Hormigas de la...

Lectura de poemas en la voz de sus propios autores, como Carlos López Beltrán, Eduardo Hurtado Montalvo y María Rivera, clausuraron las actividades poéticas 2015 en el Café-Bar Las Hormigas de la Casa del Poeta "Ramón López Velarde".

En medio de fuertes aplausos, los poetas fueron pasando a la mesa para leer sus obras que evocaron diferentes temas, desde una fábula hasta un vaso de vidrio.

El poeta Carlos López leyó algunos de sus obras un poco otoñales, como una despedida de alguien que está muriendo; la añoranza de un niño perdido y otro sobre la secuencia de una demostración matemática.

También hubo algunas obras de temática prehispánica del vate Sergio Briceño, quien de su libro "Códices" leyó algunos de sus poemas, inspirados luego de haber participado en proyectos de restauración.

Tocó el turno al poeta Eduardo Hurtado Montalvo, quien leyó algunos poemas inéditos de un librito que se titula "Renata", que es el nombre de su nieta.

Aunque fue hecho para una niña y no pensando en un público, las lecturas de este poemario fue una especie de termómetro, pues aún no se ha publicado, expresó el poeta.

En entrevista con Notimex, Carlos López Beltrán puso énfasis en que la poesía mexicana es muy vigorosa, saludable; hay mucha gente que escribe poesía, tanto en la Ciudad de México como en Guadalajara, Monterrey, Torreón y Chiapas, entre otros.

"Creo que es una de las artes más emblemáticas de México, desgraciadamente no tan difundida, desgraciadamente no tan leída, pero tiene su público y la Casa del Poeta hace una gran labor en capturar ese público y alimentarlo con las actividades poéticas", comentó.

Para Eduardo Hurtado Montalvo, la poesía goza de cabal salud, aunque no faltan los malos poetas, pero hay que huir de ellos y "espero no formar parte de esas filas, uno nunca sabe", dijo en tono de broma.

En tanto, la poeta María Rivera consideró que el maratón poético de fin de año fue una gran oportunidad para oír a muchos poetas que uno no puede escuchar juntos.

También coincidió en que la poesía goza de una cabal salud, pues hay un abanico muy amplio de obra, tanto obra de jóvenes y de otros con destacada trayectoria, "por lo que me parece que está pasando por una buena época".