Artesanías del Estado de México llegan a la capital

Suéteres, bufandas y guantes de lana, así como rebozos, piezas de repujado, juguetes tradicionales de madera, y licores, son parte de la gran venta artesanal del Estado de México, que se realiza en...

Suéteres, bufandas y guantes de lana, así como rebozos, piezas de repujado, juguetes tradicionales de madera, y licores, son parte de la gran venta artesanal del Estado de México, que se realiza en la Ciudad de México.

La venta y exhibición, que tendrá lugar hasta el 15 de enero de 2016 en Punto México, espacio ubicado en la Secretaría de Turismo (Sectur), muestra el trabajo de artesanos de dicho estado, quienes comercializan sus productos a través de las tiendas Casart, a cargo del Instituto de Investigación y Fomento de las Artesanías del Estado de México (IIFAEM).

En entrevista con Notimex, Mauricio Ordoñez Guerrero, director de comercialización de IFAEM, señaló que en esta muestra se cuenta con la participación de seis artesanos de diferentes municipios y ramas.

De Santiago Tianguistenco se presentan prendas de lana; de Toluca, piezas en repujado y licores; de Tenancingo de Degollado, rebozos; piñatas de Acolman, y obras de cerámicas de alta temperatura de Temascalcingo de José María Velasco, entre otros.

El principal objetivo, destacó, es la que gente conozca las artesanías que se realizan en el Estado de México, y sus procesos, razón por la que los artesanos participantes muestran el trabajo de elaboración de sus piezas.

"La idea es sobre todo sensibilizar a la gente sobre qué son los trabajos artesanales, que no llevan un trabajo industrializado, que hay piezas que tardan cuatro días, un mes o tres o cinco meses, en jornadas laborales de ocho horas; entonces es importante que la gente conozca cómo se hacen las artesanías", destacó.

Al conocer el trabajo que hay detrás, también se busca que la gente respete el valor de las artesanías, "pues cuando vamos a una tienda departamental el precio que está, es el que pagamos, pero con los artesanos siempre les decimos que lo deje más barato.

"Entonces eso es lo que se buscamos, ser justos con nuestros artesanos porque su trabajo es el sustento de su economía", resaltó.

Ordoñez Guerrero aclaró que los artesanos que presentan en este espacio sus obras se llevan el total de las ganancias de las mismas, "nosotros fomentamos la venta de las artesanías y como instituto los representamos pero los costos los ponen ellos y ganancias son para los artesanos".

Entre las piezas que el público pude adquirir se encuentran juguetes de madera como baleros, dominós y guitarras, cuyos precios van desde 20 pesos hasta los 150 pesos, y rebozos tradicionales, desde 300 pesos.

"Estas piezas las encuentran en tiendas de la Zona Rosa a tres o cuatro veces su valor, entonces mejor vengan aquí con los artesanos y cómprenles a ellos; la verdad es que hay precios muy accesibles, además hay terminales punto de venta por si quieren pagar con tarjeta de crédito", concluyó.