Inmujeres orienta a trabajadoras domésticas sobre programas sociales

El Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) orientará a las trabajadoras del sector doméstico acerca de la oferta de programas gubernamentales que contribuyen a mejorar su calidad de vida y la...

El Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) orientará a las trabajadoras del sector doméstico acerca de la oferta de programas gubernamentales que contribuyen a mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

Para ello compiló el "Directorio de apoyos y servicios para las trabajadoras del hogar 2018", edición que contiene información sobre 37 programas en materia de alimentación, cuidado infantil, derechos laborales, educación, igualdad y no discriminación.

Así como de inclusión financiera, prevención y atención a la violencia de género, salud y otros componentes de seguridad social, trabajadoras migrantes, vivienda y comunidad, para contribuir a mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

El instituto destacó que la labor de las trabajadoras domésticas es importante en términos económicos y sociales, ya que garantiza el bienestar familiar, produce la capacidad de la gente para trabajar y desarrollarse en la esfera pública, y contribuye a subsanar la cobertura limitada de algunos servicios públicos.

Sin embargo, puntualizó, las personas que se dedican a esta actividad de manera remunerada, particularmente mujeres, se enfrentan a múltiples desigualdades, discriminaciones y violencia.

En un comunicado señaló que en México son más de 2.3 millones las personas que se dedican a esta ocupación y que 91 por ciento son mujeres, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

Abundó que estas trabajadoras representan casi 11 por ciento de la mano de obra femenina, de las cuales 98 por ciento no tiene acceso a instituciones de salud por parte de su empleador, y 44 por ciento gana entre uno y dos salarios mínimos.

Mientras que la población masculina realiza generalmente actividades relacionadas con el ámbito público y con mejor remuneración, como jardineros, choferes o vigilantes, mientras que las mujeres realizan actividades del ámbito privado y menos retribuidas, como lavanderas, cuidadoras o cocineras.