La Unión Europea (UE) y Reino Unido se comprometieron hoy a negociar “de manera continua" para cerrar a tiempo un acuerdo en los términos sobre la salida de Londres de la mancomunidad, proceso conocido como Brexit, que concluirá el 29 de marzo de 2019.

“Acordamos negociar de manera continua a partir de ahora”, explicó el representante europeo en el proceso, Michel Barnier, al recibir en Bruselas a su contraparte británica Dominic Raab.

Barnier señaló que las pláticas entran ahora “en la fase final”, y advirtió que “el resultado más costoso sería no lograr un acuerdo”.

“Lo sabemos y no trabajamos en esa dirección, incluso si ambas partes se están preparando para todas las posibilidades”, afirmó.

“Tenemos que impulsar las discusiones y sacar los problemas del nivel técnico para pasar a una solución política”, dijo Raab.

El principal punto a desbloquear es la cuestión de la frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda.

Bruselas quiere evitar una frontera dura, que podría poner en riesgo los acuerdos de paz del Viernes Santo.

Para los europeos, la propuesta presentada hasta ahora por Londres amenaza las bases del mercado único de la UE, del que Reino Unido se retirará de manera automática al salir de la mancomunidad.

Según Barnier, las dos partes tienen hasta el inicio de noviembre próximo para concluir un acuerdo, para que los parlamentarios de ambos lados tengan suficiente tiempo de ratificar el texto antes de marzo de 2019.

“No puede ser mucho más tarde”, advirtió.

No obstante, el negociador europeo dijo confiar en la posibilidad de llegar a esa etapa en octubre.