El jefe de la Clínica del Dolor del Hospital General de Occidente (HGO), de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), Guillermo Aréchiga Ornelas, dio a conocer resultados preliminares de dos protocolos de investigación en materia de adicciones y climaterio.

En entrevista, explicó que el estudio clínico contra las sustancias de abuso consistió en comparar la seguridad y la adherencia de los pacientes a sus tratamientos.

Incluyó a 50 pacientes en dos grupos, donde uno de ellos recibió un implante de una sustancia antagonista de las endorfinas denominada naltrexona, además de tratamiento antidepresivo y ansiolítico.

Los otros 25 pacientes recibieron de igual manera tratamiento antidepresivo y ansiolítico, pero sin el implante de naltrexona.

Aseguró que este tratamiento contra el abuso de sustancias es el primero en su tipo a nivel nacional y a nivel Latinoamérica. Actualmente ya es utilizado en países como Rusia, Australia, Canadá y Estados Unidos de América.

“Se realizaron pruebas sanguíneas para determinar sustancias como: anfetaminas, barbitúricos, benzodiacepinas, cannabinoides, cocaína y opiáceos en ambos grupos antes del ingreso y cada mes por tres meses. Además de pruebas para hepatitis”, señaló Aréchiga Ornelas.

El especialista detalló que los resultados arrojaron que el grupo de implante de naltrexona que consumía sustancias tipo opioide, cristal, alcohol y marihuana entre otros, se mantuvo con mejor adherencia terapéutica que el grupo control.

“En el grupo control menos del 40 por ciento, continuó con su terapia de apoyo, mientras que en el grupo de naltrexona, a los tres meses continúan sin recaer”, apuntó Aréchiga Ornelas.

Añadió que el promedio de edad del grupo A, fue de 36 años, 34.7 para grupo masculino y de 37.3, para el femenino. Se encontró que los pacientes del grupo del implante no presentaron daño o lesión hepática por el implante a los 3, 6 y 9 meses del mismo. Una característica similar respecto a la edad lo compartió el grupo B.

Las sustancias más frecuentes de consumo del grupo A al igual que el grupo B, fueron alcohol, marihuana, cristal, metanfetamina y opioides.

“El índice de craving (deseo de consumir) fue altamente incapacitante, lo encontramos en pacientes con más años de historia de abuso, con dificultad laboral, lo que hace que si no se apoya será más difícil su retiro de las sustancias y una de las pruebas denominada ASSIST encontró puntajes más altos para estimulantes tipo anfetamina”, indicó.

Por último, dijo, se midieron los metabolitos es decir, los derivados de naltrexona liberada por los implantes al absorberse en la sangre, mostrando a los 3, 6 y 9 meses metabolitos activos en cantidad suficiente para tener una buena respuesta de protección desalentando el uso de las drogas.

Por su parte, el jefe del Servicio de Ginecología del nosocomio, Alberto Bañuelos Franco, mencionó que se realizó un protocolo de investigación aplicado a las mujeres con problemas de menopausia o el síndrome climatérico, etapas en la mujer que se caracterizan por la disminución o cese de la función hormonal de los ovarios.

“El fenómeno de la menopausia afecta aproximadamente a 14 millones de mujeres mexicanas, por lo que se decidió hacer esta investigación, con la búsqueda intencionada de tener mejores alternativas que nos proporcionaron la posibilidad de que tuvieran más adherencia las pacientes a los tratamientos”, indicó el médico.

En el estudio realizado a 25 mujeres, se utilizaron implantes que segregan hormonas estrogénicas con la intención de mejorar la calidad de vida social, psicológica y sexual de éstas en la etapa de la menopausia o el climaterio grave.

“En el grupo que utilizó las hormonas hemos encontrado que la respuesta superior de vida en nuestras usuarias en el 80 por ciento de ellas, ha sido impresionante ya que su periodo de vida social, sexual e incluso económica porque hasta han fortalecido sus vínculos laborales es excelente”, dijo Bañuelos Franco.

Informaron que el HGO llevará a cabo el Congreso de Innovación Terapéutica Farmacológica del 30 de agosto al 1 de septiembre del año en curso.