Los ingresos por materia turística captados en esta temporada vacacional de verano fueron 4.0 por ciento superiores a los registrados durante el mismo lapso de 2017, cuando llegaron a 363 mil 500 millones de pesos, estimó el presidente de la Concanaco-Servytur, José Manuel López Campos.

Afirmó que los turistas dejaron una derrama económica de 378 mil millones de pesos durante esta temporada vacacional de verano, pese a temas como el sargazo en el mar Caribe y la alerta de viaje emitida por Estados Unidos para cinco entidades de México: Colima, Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Tamaulipas. 

El dirigente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur) detalló que con los ingresos obtenidos se alcanzaron las expectativas para los meses de julio y agosto y que 67 millones 300 mil paseantes -49 millones 700 mil mexicanos y 17 millones 600 mil extranjeros- se movilizaron por el país.

El número de turistas nacionales y de otros países, puntualizó, fue 2.8 por ciento superior, en comparación con los 65 millones 415 mil 600 paseantes que recorrieron México en igual periodo de 2017.

Subrayó que los 49 millones 700 mil vacacionistas mexicanos se gastaron en total 331 mil millones de pesos, lo que da una erogación de seis mil 659 pesos por persona y los 17 millones 600 mil extranjeros desembolsaron 47 mil millones de pesos, con una aportación per cápita de dos mil 670 pesos.

El dirigente de esa cúpula empresarial reconoció que con la llegada masiva del sargazo se tuvieron problemas para la actividad turística de la Riviera Maya en Cancún, Quintana Roo, pero se mantuvieron niveles de ocupación de 85 por ciento en promedio.

Sólo en Playa del Carmen se registró una ocupación cercana al 89 por ciento, aunque las unidades de menor tamaño resultaron más afectadas porque se llegó al 50 por ciento porque se presentaron cancelaciones, en comparación con el año pasado, cuando la ocupación fue de 70 por ciento, detalló.

De acuerdo con la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo, los más afectados resultaron los prestadores de servicios, como pesca deportiva, paseo en catamarán y moto acuática, porque disminuyeron sus ingresos entre 60 y 40 por ciento, debido a que muchos paseantes evitaban las zonas del mar en donde se presentaban grandes volúmenes de sargazo.

En tanto, la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Cancún informó que los hoteles registraron una ocupación de 80 por ciento, pero muchos turistas acortaron su estancia en el lugar por el mismo problema, y la Canaco Cozumel reportó una capacidad hotelera de 71 por ciento de enero a julio del presente año.

En ese último sitio turístico se tuvo una ligera baja en el número de paseantes recibidos por cruceros el número presentó una ligera baja, al recibir dos millones 244 en el primer semestre de 2018, en contraste con los 2 millones 355 mil registrados en igual periodo de 2017, expuso López Campos.

Muchos visitantes mostraron su desagrado de nadar en el mar en esas condiciones y el mal olor despedido por el alga en las playas, por lo que es necesario que las autoridades federales ambientales cuenten con técnicas efectivas para evitar el incremento de la presencia del sargazo y su recolecta una vez que llega a las costas mexicanas, consideró.

Con respecto a la alerta de viaje emitida por el gobierno estadounidense, el empresario señaló que esta no afectó la llegada de turistas al país durante la temporada de verano, que inició el pasado 9 de julio y concluyó el domingo 19 de agosto, debido a que ese llamado fue transmitido hasta el 17 de julio.