La Sala Superior del Tribunal Electoral federal confirmó la entrega de constancia de mayoría a la coalición Todos por México, en la elección de diputados federales del Distrito Electoral 11, correspondiente a Las Margaritas, Chiapas.

De esta manera Roberto Antonio Rubio Montejo será diputado federal propietario y Rogelio Rayo Ramírez suplente, a pesar de que otras personas aparecían en la boleta y los partidos que los postularon retiraron la candidatura el mismo día de la jornada electoral a solicitud del Instituto Nacional Electoral (INE).

Con seis votos en favor y uno en contra se resolvió el Recurso de Reconsideración SUP-REC-874/2018 y sus acumulados 875, 877, 900, 902 y 903, que fueron desechados debido a que la queja original contra el resultado resultó extemporánea.

Durante la sesión del TEPJF, convocada para dar cumplimiento a los plazos de ley para decidir sobre las diputaciones federales, el magistrado Reyes Rodríguez Mondragón (único voto en contra) se encargó de explicar este caso.

El Distrito Electoral Federal 11 de Chiapas, con cabecera en Las Margaritas, es uno de los 13 distritos que, por acuerdo del INE, debe postular candidatos indígenas y, además, con paridad de género.

De esta forma, los partidos que conformaron la coalición Todos por México presentaron para ese distrito a Alicia Muñoz Costantino como candidata a diputada propietaria y a Lorena López Torres como suplente.

Sin embargo, ellas renunciaron a la candidatura el 29 de mayo (dentro del plazo de ley) y los partidos Revolucionario Institucional y Verde Ecologista, integrantes de la coalición, presentaron a Rubio Montejo y Rayo Ramírez como la nueva fórmula.

Fue hasta muy avanzada la noche del sábado 30 de junio cuando el INE se percató de que al presentar candidatos hombres en lugar de candidatas mujeres en ese distrito la coalición incumplía con la obligación de paridad de género, por lo tanto le solicitó que en seis horas retirara una candidatura.

La coalición cumplió con esa solicitud del Consejo General del INE el mismo domingo 1 de julio alrededor de las 15:30 horas.

Pese a todo esto, en la boleta electoral seguían apareciendo Alicia Muñoz Constantino y Lorena López Torres, quienes obtuvieron el voto mayoritario.

En el recuento de votos, iniciado el 5 de julio, el INE concedió a la coalición Todos por México la constancia de mayoría, ante lo cual se inconformó la candidata de la coalición Juntos Haremos Historia.

Al acudir a la Sala Regional Xalapa del Tribunal Electoral, la candidata de Juntos Haremos Historia argumentó que la candidatura de Todos por México era inválida, pues había sido retirada el día de las elecciones y ella, al quedar en segundo lugar, debía recibir la constancia de mayoría.

La Sala Regional confirmó este criterio y, después, Roberto Antonio Rubio Montejo acudió a la Sala Superior que, finalmente, revocó la sentencia, porque la candidata de Juntos Haremos Historia se presentó de manera extemporánea.

Aunque el magistrado Reyes Rodríguez argumentó que en este caso debía haber flexibilidad debido a que se trataba de un distrito indígena y se buscaba la paridad de género, prevaleció el criterio de que se debe garantizar la seguridad jurídica y, como el reclamo se presentó tarde, se desechó.

De todas formas la magistrada presidenta, Janine Otálora Malassis, pese a votar en favor del proyecto, advirtió que presentaría un voto razonado, porque fue la actuación deficiente del órgano administrativo (el INE) el que llevó a esta situación.