La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró con una ganancia de 0.43 por ciento, debido a un rebote luego de las fuertes caídas de los últimos días, con los inversionistas atentos a la información comercial entre China y Estados Unidos, así como al escenario financiero de Turquía.

En cifras definitivas de cierre, el S&P/BMV IPC, principal indicador accionario de la plaza bursátil local, ganó 205.57 puntos respecto al nivel previo, con lo que se ubicó en 48 mil 264.63 unidades.

Con este resultado, la BMV reportó un balance semanal negativo en 0.25 por ciento; mientras que en el mes baja 2.88 por ciento y en el año acumula un descenso de 2.20 por ciento.

El mercado accionario mexicano concluyó en línea con los índices accionarios de Estados Unidos, de los cuales Dow Jones ganó 0.43 por ciento, el Standard and Poor's 500 subió 0.33 por ciento y el Nasdaq avanzó 0.13 por ciento.

Al cierre de la jornada accionaria, en la BMV se operó un volumen de 205.5 millones de títulos por un importe económico de ocho mil 140 millones de pesos, con 64 emisoras que ganaron, 49 perdieron y 11 se mantuvieron sin cambio.

Este día, la Bolsa Mexicana mostró un rebote después de las sesiones de pérdidas previas, sin embargo, el balance semanal fue negativo.

“Los mercados de capitales terminaron la semana del 17 de agosto en su mayoría con pérdidas, ante la renovada incertidumbre en relación al comercio entre Estados Unidos y China, así como por la crisis de confianza que prevalece en Turquía y que se ha contagiado sobre otras economías”, dijo la directora de Análisis Económico- Financiero de Banco BASE, Gabriela Siller.

Lo anterior provocó que a lo largo de la semana se observaran episodios de alta volatilidad, una venta generalizada de activos de mayor riesgo y una mayor demanda por activos libres de riesgo, agregó.

En el mercado cambiario, el peso cierra la sesión con una apreciación moderada de 0.11 por ciento o dos centavos, para cotizar en alrededor de 18.88 pesos por dólar, de acuerdo con Banco BASE.