El ahorro para el retiro de los mexicanos se triplicará en más de una década, al pasar de tres billones 169 mil millones de pesos al cierre de 2017 a nueve billones de pesos, estimó la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

El órgano regulador indicó que esta previsión considera las condiciones actuales de aportación, de 6.5 por ciento del salario del trabajador y los rendimientos derivados de las inversiones que hacen las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores), no obstante, se mantendrían bajos niveles de pensión.

“De mantenerse los niveles de ahorro individuales actuales, se estima que para 2030 los activos gestionados por las Afores superarían los nueve billones de pesos y representarían el 25 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB)”, indicó.

La Consar destaca que con la tasa de aportación de 6.5 por ciento, según diversas estimaciones, la tasa de reemplazo (el porcentaje del salario que se recibirá de pensión) en promedio, será de un 30 por ciento del salario actual, en comparación con la recomendación de diversos organismos internacionales de entre 60 y 70 por ciento.

Sin embargo, si se estableciera una meta de aportación a la cuenta del trabajador del 13 por ciento (que es el nivel recomendado), bajo un esquema gradual de incremento anual de 0.5 por ciento del salario cada año, permitiría alcanzar dicho nivel en 2031.

“Bajo un escenario de este tipo, los recursos administrados para 2030 superarían los 10 billones de pesos y alcanzarían el 29 por ciento del PIB, es decir 18 por ciento más de lo que se acumularía con la aportación vigente”, añadió.

Por tanto, un incremento gradual en las aportaciones incrementaría el tamaño de las pensiones y la velocidad de acumulación de los activos del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), agregó.

También estimó que si las aportaciones se duplicaran de una sola vez pasando de 6.5 por ciento a 13 por ciento, tendría una repercusión mayor sobre el ahorro global y las pensiones ya que para el 2030 los recursos administrados por las Afores superarían los 12 billones de pesos (33 por ciento del PIB), es decir 34 por ciento más de lo que se acumularía actualmente.

“Se estima que cada punto porcentual de aumento en la aportación eleva la tasa de reemplazo en 4.7 puntos porcentuales, por lo que un aumento del doble de la aportación actual mejoraría la tasa de reemplazo en 30 puntos porcentuales, aproximadamente”, indicó.

Refirió que la aportación del 6.5 por ciento que se hace en México es de las más bajas a nivel internacional, por debajo de la aportación de 10 por ciento en Perú, Costa Rica y Chile, mientras que en Australia es de 12 por ciento, El Salvador de 13 por ciento, Israel de 15 por ciento, Colombia 16 por ciento y Suecia 17.2 por ciento.