Las autoridades colombianas desconocen el paradero del exjefe negociador de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Iván Márquez, quien renunció a su curul en el Congreso, un derecho adquirido por los acuerdos de paz, firmados con el gobierno anterior de Juan Manuel Santos.

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, en entrevista con la cadena privada Caracol, admitió que los organismos de seguridad desconocen el paradero de Márquez y de otros líderes que firmaron el acuerdo de paz en noviembre de 2016.

Márquez y otros dirigentes del ahora partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), como “El Paisa” y alias “Romaña”, se encontraban en la zona de ubicación de Miravalle, en el sureño departamento de Caquetá.

Los tres líderes de la FARC abandonaron la zona de concentración donde se encontraban, y el Ministerio de Defensa desconoce si están en territorio colombiano o en Venezuela.

Márquez renunció a la curul después de la detención y extradición de su sobrino, Marlon Marín, por el delito de tráfico de drogas, y en la actualidad colabora con las autoridades de Estados Unidos para establecer la responsabilidad de dirigentes y de los ex jefes insurgentes.