Padres de familia del Colegio Rébsamen acordaron con el procurador General de Justicia de la Ciudad de México, Edmundo Porfirio Garrido Osorio, la remoción de los escombros de esa escuela a partir del lunes próximo, señaló el abogado Juan José Serrano.

Tras una reunión privada, el abogado de las víctimas explicó que dicha acción se realizará de manera segmentada y los padres podrán estar presentes en las diligencias, además de que se aplicará cadena de custodia para las eventuales pruebas que se encuentren.

Añadió que las autoridades entregaron un informe de las investigaciones que se llevan a cabo por la muerte de los niños en esa institución colapsada por el sismo del 19 de septiembre de 2017.

Señaló que, en opinión de los familiares de las víctimas, las investigaciones se realizan correctamente y están de acuerdo con los resultados de las mismas.

El litigante señaló que los padres de familia expresaron al procurador su inquietud de que a casi un año de los hechos sólo haya un detenido y solicitaron que se concrete la captura de todos los responsables.

Sobre el proceso de remoción, añadió que este sábado las autoridades de la Secretaría de Obras y Servicios del gobierno capitalino tendrán una reunión para determinar los mecanismos más idóneas para el proceso de remoción de escombros, pero adelantó que se empezará por lo que era la administración del inmueble.

Puntualizó que el cálculo estimado para estas diligencias es de dos meses aproximadamente y en todo momento se respetarán la seguridad, propiedad y actividades cotidianas de los vecinos del colegio.

Juan José Serrano destacó que la opinión generalizada de los padres de familia es de confianza hacia la procuraduría en cuanto a las investigaciones, en las que se incluye el tema del deslinde de responsabilidades y paradero de la directora del colegio.

El también presidente de la Fundación de la Barra de Abogados y representante del grupo de asesores de 17 de 26 familias afectadas, 14 de niños y tres de trabajadores, dijo que salvó el apoyo psicológico que les dieron a los padres de familia hace ya algunos meses no ha habido nada más.