El diario The Boston Globe, que encabezó el esfuerzo en que más de 350 periódicos de Estados Unidos publicaron editoriales en defensa de la prensa y el periodismo independiente, recibió hoy llamadas amenazantes que fueron tomadas en serio por autoridades.

El incidente fue dado a conocer en un correo electrónico enviado por el administrador del edificio sede de The Boston Globe a otros inquilinos. Indicó que las autoridades recomendaron tomar medidas adicionales de seguridad. La amenaza fue corroborada por la policía local.

“Un inquilino del edificio, The Boston Globe, recibió varias amenazas a través de una llamada telefónica. Con base en esta amenaza, las autoridades locales y federales recomendaron algunas medidas de seguridad adicionales para la propiedad”, destacó el correo publicado por el sitio Axios.

El administrador señaló que se intensificará la presencia de la policía en el edificio y precisó que, aunque había pocos detalles, “la amenaza fue específica”.

En su edición de este jueves, The Boston Globe publicó un editorial que rechaza las afirmaciones del presidente Donald Trump de que los medios son un “enemigo del pueblo”, además de que ayudó a coordinar editoriales similares en más de 350 periódicos de todo Estados Unidos.

Trump redobló sus ataques contra este diario en Twitter. El presidente se mofó de los problemas financieros de The Boston Globe, que fue adquirido por la empresa editora de The New York Times por una valor nominal de un dólar.

Añadió, aunque en un sentido difícil de desentrañar, que ahora el diario “está en colusión con otros periódicos sobre la prensa libre. ¡Pruébenlo!”

Por su parte, una portavoz de The Boston Globe asentó que en las instalaciones se tomaron medidas de seguridad adicionales, luego del consejo de las autoridades.

“El giro alarmante de la retórica del presidente, que etiquete la prensa como un 'enemigo del pueblo estadunidense' y partido de oposición, nos causa preocupación”, reconoció la vocera.

Añadió que “los medios periodísticos han tenido amenazas a lo largo del tiempo, pero es la retórica del presidente la que más nos preocupa”.

Por su parte, el Senado aprobó este mismo jueves por unanimidad una declaración en que reafirmó el valor de una prensa libre e independiente.