Ocho aviones de dos aerolíneas chilenas fueron sometidos hoy a revisiones, luego que autoridades recibieron cuatro llamadas telefónicas para alertar sobre la presencia de artefactos explosivos.

Fuentes policiales señalaron que las alertas fueron dirigidas a seis aeronaves de la compañía Latam y dos de Sky, las cuales fueron examinadas por expertos de la Policía de Carabineros en busca de las bombas, sin resultados positivos.

Tres llamadas fueron recibidas en Chile y una en Colombia, esta última para advertir del peligro en cinco aeronaves, lo que obligó a retrasar las operaciones y los viajes de al menos 400 personas.

Uno de los aviones que cubría el trayecto Santiago-Antofagasta, con 102 pasajeros, debió retornar a la capital chilena, mientras otros dos que se dirigían a Lima debieron aterrizar de emergencia en la ciudad peruana de Pisco y en la chilena de Iquique.

La mayoría de las alertas, según la policía, fueron recibidas cuando las aeronaves afectadas ya habían aterrizado en sus destinos. La investigación respectiva será realizada por la Fiscalía de la Región Metropolitana Occidente.

El mayor de Carabineros, Diego Rojas, declaró a la prensa que la situación producida este jueves "no es normal", e insinuó que podría tratarse de bromas.