Elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de la Policía Federal decomisaron casi media tonelada de crystal y gas avión, y detuvieron a dos personas, en tres acciones en el estado de Baja California.

En un comunicado, la Comisión Nacional de Seguridad informó que, en coordinación con la Sedena, y en el marco del operativo Escudo-Titán, se llevaron a cabo tres acciones, una en Tijuana, otra en Mexicali y una tercera en Playas de Rosarito, donde aseguraron 490 kilos 301 gramos de aparente crystal, y 310 litros de presumiblemente gas avión. Dos personas fueron detenidas.

En una primera acción, efectuada en la ciudad de Tijuana, Baja California, elementos de la Policía Federal que vigilaban una empresa de mensajería y paquetería inspeccionaron con Rayos X un cargamento, y detectaron tres envíos, en cuyo interior se encontró droga.

Los paquetes tenían como destino las ciudades fronterizas de Tijuana y Ensenada, toda vez que en su interior fueron halladas 17 garrafas y 72 botellas de plástico, que contenían una sustancia con las características de la droga conocida como crystal, cuyo peso fue de 236 kilos 396 gramos.

En una segunda acción, en el municipio de Mexicali, policías federales, en coordinación con personal de la Secretaría de la Defensa Nacional, recorrían el Ejido Plan Nacional Agrario, cuando vieron un camión unitario ligero en aparente estado de abandono que tenía en el área de carga 10 bidones con casi 310 litros de aparente gas avión.

También hallaron nueve cajas de cartón con 343 recipientes de plástico confeccionados con cinta adhesiva, que contenían una sustancia granulada con características similares a la droga conocida como crystal, con peso de 208.905 kilos, así como una caja con cuatro paquetes con una sustancia que no se ha definido.

En una tercera acción, en el municipio de Playas de Rosarito, policías federales hacían revisiones de seguridad carretera cerca de la caseta de cobro, y marcaron el alto al conductor de un automóvil que infringía el Reglamento de Tránsito, ya que el copiloto no portaba el cinturón de seguridad.

Al efectuar inspeccionar la unidad, observaron que cerca de la guantera y en la puerta delantera izquierda había modificaciones recientes, que dejaron ver a través de una hendidura diversas bolsas de plástico con aparente crystal, cuyo peso fue de 45 kilos.

Ante la probable comisión de un delito, los detenidos y lo asegurado se puso a disposición del Ministerio Público Federal correspondiente.