Más de 350 medios de Estados Unidos terminaron por unirse a la campaña de repudio a los ataques del presidente Donald Trump contra la prensa de su país, pese a lo cual el mandatario contraatacó y reviró que muchos de ellos publican noticias falsas (feak news).

Un colectivo que incluyó a los diarios más influyentes de Estados Unidos denunció en editoriales separados la guerra desencadenada por Trump contra la prensa libre e hicieron un llamado al presidente a poner fin a su estrategia de desprestigio contra el periodismo.

“Presidente Trump, no somos enemigos del pueblo. Finalice su guerra contra la prensa ibre”, editorializó The Miami Herald.

Trump, quien a un mes de llegado al poder bautizó a la prensa como “enemiga del pueblo”, salió al paso a los editoriales y contraatacó a The Boston Globe, el diario que lanzó en días pasados la convocatoria para exponer los ataques presidenciales contra la prensa.

“Ahora el (Boston) Globe está en colusión con otros periódicos sobre la libertad de prensa. ¡Pruébenlo!”, escribió Trump luego de describir al Globe como un medio fracasado que fue vendido a The New York Times por mil 300 millones de dólares.

“No hay nada que quisiera más para nuestro país que una verdadera LIBERTAD DE PRENSA. La realidad es que la prensa es libre de escribir y decir lo que quiera, pero mucho de lo que dice son NOTICIAS FALSAS, empujando una agenda política o buscando hacer daño a la gente”, escribió Trump.

Sin embargo, el influyente rotativo The Washington Post ha documentado que es el propio presidente Trump quien ha hecho al menos cuatro mil 229 declaraciones falsas desde que llegóa la Casa Blanca el 20 de enero de 2017.

La cifra equivale a 7.6 comentarios falsos o engañosos al día en promedio. En su primero año de gobierno, Trump hizo dos mil 140 declaraciones falsas o engañosas, pero en los primeros seis meses de su segundo año, la cifra se duplicó, de acuerdo con la mediaicón.

Aunque Trump no ha impulsado iniciativas legales para reducir la libertad de expresión, un reciente sondeo muestra que 44 por ciento de los republicanos apoya medidas ejecutivas para cerrar medios informativos.