Personal especializado de Petróleos Mexicanos (Pemex) atiende un derrame considerable de hidrocarburo provocado por toma clandestina en el poliducto Tula-Azcapotzalco, en inmediaciones del Barrio de San Bartolo, perteneciente a este municipio.

En un Comunicado Regional, Pemex informó que, en coordinación con Protección Civil Estatal y Municipal, Policía y Bomberos estatales, así como personal militar de la base de Huehuetoca, se realizó el desalojo de alrededor de cien habitantes de comunidades aledañas.

Señaló que lleva a cabo los trabajos para controlar la fuga de combustible y, posteriormente, proceder a la eliminación de la toma ilícita y reparación del tramo del ducto afectado.

Indicó que la Empresa Productiva del Estado, activó su Plan Interno de Respuesta a Emergencias, al bloquear las válvulas de seccionamiento más cercanas al sitio para disminuir el flujo de producto.

Pemex presentará la denuncia correspondiente ante el Ministerio Público, para que se efectúen las averiguaciones correspondientes y deslindar responsabilidades. El robo de combustible representa un grave riesgo para las personas, las comunidades y el medio ambiente, añadió.

A fin de recibir denuncias anónimas de estos ilícitos, Petróleos Mexicanos ha puesto a disposición de la ciudadanía el número de teléfono gratuito 01 800 228 96 60 desde cualquier lugar del país.