El presidente estadunidense Donald Trump realizará una intensa campaña a favor de los candidatos republicanos en las elecciones intermedias de noviembre en Estados Unidos, cuyos resultados podrían quitar el control que mantiene este partido en el Congreso.

En una entrevista publicada este jueves en el diario "The Wall Street Journal", afirmó que sus apoyos suponen una diferencia crucial, lo que ha permitido a candidatos republicanos ganar elecciones que de otra manera hubieran perdido.

Para demostrar su poder de influencia, Trump aseguró que ocho de los nueve candidatos que apoya han triunfado ya en elecciones especiales. Asimismo, señaló que un porcentaje alto de votantes, o 40 por ciento según una encuesta, considera que el país avanza en la dirección correcta.

“Mientras pueda salir y hacer campaña, creo que van a ganar (los republicanos), realmente lo creo. Es mucho trabajo para mí. Tengo que hacer 50 eventos, es mucho. No hay muchas personas que puedan hacer eso físicamente. Afortunadamente, no tengo ningún problema con eso”, aseveró.

El presidente indicó además que sus apariciones para apoyar campañas restan energía a los candidatos demócratas. “Creo que se dan por vencidos cuando salgo”.

En otros temas, Trump aseguró que los aranceles impuestos por su gobierno al acero de China y otros país están funcionando, y pese a que a corto plazo los precios pueden ser “un poco más caros” al final los precios descenderán y se habrá preservado una industria importante para la seguridad.

Comentó también que le gustaría ver finalizada la investigación del fiscal especial Robert Mueller en torno a la posible colusión entre su campaña presidencial y Rusia, y reveló que aún considera si se someterá a una entrevista formal con los investigadores de este funcionario.