Mastercard emite prácticas para enseñar finanzas personales a los hijos

– Existen opciones de productos financieros con un uso seguro y responsable que respaldan no solo las necesidades financieras de los jóvenes, sino también ayudan a mitigar riesgos como robo, fraude o...

– Existen opciones de productos financieros con un uso seguro y responsable que respaldan no solo las necesidades financieras de los jóvenes, sino también ayudan a mitigar riesgos como robo, fraude o pérdida, por lo que Mastercard emite sugerencias para ayudar a los hijos a tener mejor control del dinero.

Enseñar cómo ahorrar de manera regular y clasificar gastos prioritarios es el primer consejo para los hijos; ayudarles a preguntarse qué necesitan, que quieren y si lo vale, haciendo un balance del dinero que reciben, ya sea por una mesada o por algún trabajo y poner un límite.

En un comunicado, la compañía tecnológica en la industria de pagos globales, recomendó que al abrir una cuenta en un banco para los hijos, se deben revisar las funcionalidades, preguntar si se puede limitar la cantidad a retirar en cajeros, restricciones en compras en puntos de venta.

Casi todas las cuentas ofrecen la banca móvil a través de las cuales los hijos pueden transferir fondos, revisar transacciones y monitorear presupuestos, y esta es la mejor opción. 

El tercer consejo es ayudar y enseñar a los hijos a realizar gastos responsables: revisar con ellos estados de cuenta de su tarjeta para dar seguimiento a sus gastos y ahorros, sobre todo con la intención de generar un hábito en el manejo de sus finanzas personales.

Asegurarse de mantener informado sobre los riesgos a lo que se puede enfrentar: por la tendencia de consumo y compra en Internet, es importante destacar los peligros que pueden correr en compras en línea por lo que deben verificar los sitios a los que acceden y buscar información sobre ofertas.

Asimismo, sugirió guiar para evitar robos, fraudes o estafas: enseñar a los hijos a manejar su información personal y sus tarjetas de manera cuidadosa cuando compren algo o accedan a un cajero.

De igual forma, debe recordarse que no deben compartir su contraseña o PIN con nadie, asegurarse de que su dinero está a salvo. Ningún banco, escuela o trabajo debe preguntarles por la información privada de su cuenta, mucho menos por su correo electrónico o teléfono.

Además, es recomendable generar contraseñas que sean difíciles de descifrar usando números, mayúsculas, minúsculas, símbolos, subrayó Mastercard. 

Y es que los futuros agentes económicos son los niños y jóvenes, cuyas decisiones son las que dictarán el futuro de las economías mundiales, por lo que se debe ofrecer a los jóvenes el entorno económico y social para prosperar, las habilidades financieras, sociales y de sustento.