Tráfico silvestre, grave problema económico, social y de seguridad

El tráfico de vida silvestre representa un grave problema en materia de economía, salud, seguridad nacional y social, puesto que su relación con otras actividades ilícitas frena el crecimiento de...

El tráfico de vida silvestre representa un grave problema en materia de economía, salud, seguridad nacional y social, puesto que su relación con otras actividades ilícitas frena el crecimiento de comunidades locales, refirió la World Wildlife Fund (WWF).

Además, señalaron las autoridades de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), se constituye como una infracción o delito en la legislación ambiental de México, e involucra la extracción, acopio, transporte, comercialización y posesión de especies de flora y/o fauna silvestre, mediante la captura caza y colecta, en contravención de las leyes y tratados nacionales e internacionales

Aunado a ello, las implicaciones que tiene dicho tráfico sobre el marco social y económico son graves: pone en riesgo la seguridad nacional debido a su cercana relación con otras actividades ilícitas, frena el crecimiento de comunidades locales, debilita gobiernos y representa serios riesgos para la salud mundial.

El organismo internacional indicó que uno de los factores que promueve este mercado negro son los grupos de consumidores motivados por diferentes valores sociales y culturales profundamente arraigados.

La World Wildlife Fu señaló que es primordial la participación ciudadana para luchar y prevenir el tráfico silvestre, por medio de la cultura de la denuncia, puesto que es un mecanismo clave para el funcionamiento óptimo de las políticas ambientales.

Esta actividad ilícita representa la segunda causa en perdida de flora y fauna en el planeta, además que se coloca como el tercer crimen organizado de mayor impacto mundial, luego del tráfico de drogas y armas.

Este ilícito abarca los actos de extracción, acopio, transporte, comercialización, al igual que posesión de especies de flora y fauna silvestre, ya sea por medio la captura, caza o colecta.

Lo anterior, viola leyes y tratados nacionales e internacionales, indicó la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) mediante un comunicado.

El impacto que tiene este acto sobre los ecosistemas y su biodiversidad es irreversible, puesto que en los últimos años poblaciones de especies de alto valor comercial ha registrado un declive, afirm óla World Wildlife Fu.