El Tribunal Electoral de la Ciudad de México resolvió definitivamente cómo quedará conformado el primero Congreso de la capital, al concluir que “el Instituto Electoral actuó correctamente al repartir las diputaciones de representación proporcional”.

En una sesión nocturna de poco más de 90 minutos, los magistrados ordenaron modificar el acuerdo 300/2018 asumido por el Instituto Electoral de la Ciudad de México el 7 de julio pasado, debido a que una casilla se anuló y por lo tanto cambiaron los números totales de votos.

Sin embargo, esa decisión no significó cambiar el número de diputados que se asignaron tanto por el principio de mayoría relativa, como de representación proporcional.

Durante la sesión, se dio lectura a la sentencia que preparó el magistrado Juan Carlos Sánchez León, respecto de 10 juicios electorales y 16 juicios para la protección de los derechos político-electorales del ciudadano, planteados por prácticamente todos los partidos.

Dichos juicios controvertían en términos generales la asignación de los diputados locales y exigían, en el caso del Partido Encuentro Social, un recuento total de las elecciones del primero de julio, con la intención de alcanzar el tres por ciento de la votación y conservar su registro.

Este último punto fue desechado por inoperante, además de que, dentro de la misma sentencia y en relación con criterios como paridad de género, acciones afirmativas a favor de jóvenes y violencia política de género, se desecharon por encontrarlos inoperantes o infundados.

Al discutir el asunto, la magistrada Martha Alejandra Chávez Camarena, hizo una amplia exposición de cómo deberían de quedar asignadas las diputaciones, conforme a las normas constitucionales y electorales aplicables y anunció que presentaría –-como finalmente lo hizo—voto concurrente.

A su vez, el magistrado Gustavo Anzaldo Hernández también presentó un voto concurrente sobre este particular y advirtió que nunca en la historia de los procesos electorales de la Ciudad de México, la asignación de diputados locales se ha resuelto en primera instancia en el Instituto, sino que siempre han intervenido los tribunales.

Esta no es la excepción y explicó que, entre otras cosas, este fenómeno se debe a que desde el año 2000 a la fecha, se han dado más modificaciones a las leyes electorales, que elecciones.

En su oportunidad, el magistrado presidente, Armando Hernández Cruz, destacó que con este fallo, termina el proceso electoral y ya queda conformado definitivamente, en tiempo y forma, dentro de los plazos de la ley, el Primer Congreso de la Ciudad de México.

Reconoció al magistrado ponente y a los colaboradores del Tribunal por este exhaustivo trabajo realizado para llegar a esta determinación e insistió en que estas decisiones se realizaron conforme a la ley.