Al señalar que se han incrementado las carpetas de investigación por delitos contra la salud, al pasar de siete a 12 detenciones diarias, la fiscal de Investigación para la Atención de Delitos de Narcomenudeo, Mireya Gómez Ríos, señaló que se intensificaron investigaciones en la zona de influencia de Roberto Moyado Esparza "El Betito".

En conferencia de prensa, declaró que se están realizando investigaciones para detectar a más miembros delictivos que estuvieran relacionados con quien es señalado como el presunto líder de Unión Tepito.

Aseguró que las pesquisas y los operativos se están realizando prácticamente en toda la ciudad, pues existe el compromiso de bajar el alto impacto que representa para la capital del país el narcomenudeo, por lo que se llega a un promedio de detenciones de entre 11 y 12 personas diarias.

Detalló que apenas esta semana se realizó un operativo en la colonia Condesa, donde se registraron actos de comercio de enervantes en flagrancia.

Dijo que en las delegaciones que más incidencia presentan en el delito de narcomenudeo son: Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Cuauhtémoc, Venustiano Carranza y Coyoacán

Al referirse a un caso de la colonia Narvarte, Gómez Ríos mencionó que un juez de control vinculó a proceso a dos hombres y a una mujer acusados de comercializar con narcóticos en la colonia Narvarte, delegación Benito Juárez, tras ser detenidos en poder de droga y armas de fuego.

Detalló que de acuerdo con la carpeta de investigación, el pasado 5 de agosto a las 16:40 horas, policías de la Secretaría de Seguridad Pública notaron cuando los imputados comercializaban dosis con marihuana y cocaína en la esquina de Cuauhtémoc y Torres Adalid.

Los imputados utilizaban un auto Infiniti G375 y una motocicleta Yamaha, R6, en la que intentaron darse a la fuga, pero la policía logro su detención.

Se les encontró en posesión de cinco dosis de marihuana, 72 cápsulas y 43 comprimidos de anfetaminas y metanfetaminas, 22 bolsas con cocaína, así como cinco bolsas con comprimidos que contenían LSD.

En el automóvil se encontraron dos pistolas: una tipo escuadra, calibre .45 con cuatro cartuchos útiles, debajo del asiento del conductor, y una escuadra, calibre .9 milímetros, con ocho cartuchos útiles, debajo del asiento del copiloto.

Los inculpados, los narcóticos, las armas de fuego y los vehículos quedaron a disposición del agente del Ministerio Público de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Narcomenudeo, quien inició la carpeta de investigación por el delito contra la salud en su modalidad de narcomenudeo, hipótesis de compra-venta.

Uno de los imputados está relaciono con un expediente por lesiones dolosas en 2016, mientras que el arma calibre .45 resultó relacionada con una carpeta de investigación en la Fiscalía de Venustiano Carranza, según dictamen de balística, hechos por lo que también se investiga a los imputados.

Por lo que hace al delito de la portación de armas de fuego, se envió un desglose a la Procuraduría General de la República (PGR), y también una notificación a la Fiscalía Especial de Investigación para la Atención del Delito de Secuestro, por posibles actos de extorsión.

Durante la audiencia inicial, un juez de control calificó como legales las detenciones y les impuso como medida cautelar la prisión preventiva justificada.

Los implicados, de resultar penalmente responsables, podrían alcanzar una sentencian de hasta ocho años en prisión.