La cantante mexicana Paulina Rubio llenó de energía con su música pop la Fiesta de la Vendimia con su presentación en el 90 Aniversario de la Vinícola L.A. Cetto.

Durante unas dos horas, la artista internacional hizo bailar y cantar a todos los asistentes, quienes entre los viñedos, el vino, así como un clima agradable, disfrutaron de la presentación de “La Chica Dorada”.

Paulina Ribio, arribó al escenario cantando “Mi nuevo vicio”, para dar continuidad a “Ni una sola palabra” y “Todo mi amor”, haciendo vibra junto con sus músicos en los viñedos, donde el sonido y su voz viajaron por el Valle de Guadalupe.

Entre luces de colores sobre el escenario que se transformaron en el símbolo patrio mexicano, Paulina Rubio cantó “México”, interpretación que fue acompañada por las voces de todos los asistentes de este país y Estados Unidos.

Con una bandera en la mano y los colores verde, blanco y rojo del lábaro patrio al fondo del escenario, la ex timbiriche hizo que se fusionaran los coros de los asistentes mexicanos, estadunidenses y de otros países.

La presentación de Paulina Rubio en la Fiesta de Colores de La Vendimia en el Valle de Guadalupe, cerró la celebración de 90 años de la vinícola L.A. Cetto, fundación a cargo del italiano Ángelo Cetto Carli.

La cantautora compartió en la celebración de la vinícola, algunos de sus éxitos como “Lo haré por ti”, y manifestó “Qué guapos todos de blanco, para mí es importante estar aquí con ustedes”, para continuar cantando “Yo no soy esa mujer”, “El último adiós” y “Dame otro tequila”.

Entre aplausos y ovaciones por parte de los asistentes, Paulina Rubio se retiró del escenario y ante peticiones que aclamaban volviera a cantar, regresó cantando “Y yo sigo aquí”, una de las canciones más esperadas de la noche.