Pablo Perroni asegura que en materia de teatro hay que ver de todo

De acuerdo con Pablo Perroni, productor y actor de la pieza escénica “El plan”, del dramaturgo español Ignasi Vidal, que por vez primera se monta en México, en materia de teatro todo mundo debe ver...

De acuerdo con Pablo Perroni, productor y actor de la pieza escénica “El plan”, del dramaturgo español Ignasi Vidal, que por vez primera se monta en México, en materia de teatro todo mundo debe ver de todo.

En el caso de la obra que él produce, afirmó que “granjea al espectador un insólito viaje en montaña rusa, ya que toca toda la gama de emociones y sensaciones que el ser humano es capaz de experimentar”.

Al teatro, subrayó echando mano de su vasta experiencia en los escenarios, “hay que ir a conmoverse, divertirse y sorprenderse, a verse reflejado ahí, y a que durante hora y media nos cuenten una historia que nos haga olvidar todo lo que sucede allá afuera; esta obra lo logra con un texto excepcional y una dirección adecuada”.

Dijo que hoy en día hay tanta oferta teatral, “que la sociedad ya parece inmunizada para conmoverse y sorprenderse”.

Explicó que el libro dramático de “El plan” trata sobre la frustración, el desempleo y la falta de dignidad, y lo más importante, sobre la amistad entre hombres, un tema pocas veces tocado en la dramaturgia.

“En la trama, tres hombres cuya amistad suma 16 años, recientemente han quedado desempleados al ser despedidos de una firma automotriz; se reúnen en el departamento de uno de ellos, para ejecutar un plan… ahí inicia el nudo”.

En entrevista con Notimex en el marco del inicio de temporada, Perroni dejó ver que ésta es del tipo de obra que entre menos información da al público, es mucho más placentera y sorprendente, y consecuentemente se disfruta más por tanta vuelta de tuerca que se da a lo largo de la trama.

“Está escrita de tal manera que el público poco a poco va descubriendo cuál es el plan y lo que está sucediendo en la vida de cada personaje”.

Por ser una obra cargada de humor negro, muy oscuro, con un final totalmente inesperado, el público reacciona de manera pocas veces vista tras una puesta en escena.

Esa serie de características de “El plan” genera que el asistente abandone la sala, tras 90 minutos de vaivenes emocionales, con una reflexión, y la experiencia de ver lo frustrados y patéticos que son esos personajes. “Probablemente alguien se diga ‘no estoy tan mal como creía’”.

Entrar al universo de los tres protagonistas en un momento muy bajo de sus vidas, que parece estar en el fondo, hace descubrir que siempre existe la capacidad para estar peor.

Son tres personajes “entrañablemente fallidos”, llenos de complejos y contradicciones, y lo más importante es la relación de amistad, el cariño que se tienen, prácticamente una hermandad en las buenas y en las malas. En la obra, todo ocurre en un día de esas vidas.

“Un día que no se parece a ningún otro, a partir de ese día nada es igual, nada ha sido igual y nada volverá a ser de la misma manera, por eso, venir a ver la obra es ser testigo de ese punto en la vida de esos tres personajes”, anotó Perroni, quien reconoció, sin embargo, que “cada espectador recibe esta obra de diferente manera, por lo impactante que puede llegar a ser y lo compleja que es, por eso es impredecible qué éxito tendrá”.

La temporada de la puesta en escena corre del viernes 10 de agosto al 30 de septiembre próximo con funciones todos los viernes a las 20:45; sábados a las 18:30 y 20:30, y los domingos a las 18:00 horas en el Foro Lucerna, localizado en la calle Lucerna número 64, colonia Juárez de esta ciudad. El elenco lo conforman Alfonso Borbolla y Alonso Íñiguez, quienes con Perroni actúan bajo la dirección del maestro Sebastián Sánchez Amunátegui.

La triada de actores coincidió al definir la obra: “Es un drama disfrazado de comedia; no es predecible pero sí ágil, es divertida y nada irreal”.

Alonso Íñiguez (“Paco”) añadió que el montaje resalta lo patético de tres personas sin mucho por delante y cero expectativas; Alfonso Borbolla (“Ramón") señaló que el público, particularmente los hombres, “verá ahí los parámetros que deben cumplir socialmente… y lo que pierden al no cumplirlos”.

“El plan” es una comedia negra en la que sus protagonistas se despojan poco a poco de sus máscaras sociales, para llevar hasta el límite todo el instinto de supervivencia y la noción de la amistad.

“Paco”, “Ramón” y “Andrade” son tres perdedores desempleados, quienes se encuentran en el departamento de uno de ellos para ejecutar un gran plan, pero un imprevisto los hace quedarse allí; en ese arco dramático, se detona toda la historia.