La coalición opositora de Zimbabwe presentó hoy una impugnación legal sobre los resultados de las recientes elecciones en el país, una medida que retrasará la toma de protesta de Emmerson Mnangagwa como presidente de la nación.

El opositor Movimiento por el Cambio Democrático (MCD) interpuso su inconformidad ante la Corte Constitucional de Zimbabwe, en la que argumentó que los resultados de los comicios celebrados el pasado 30 de julio fueron manipulados a favor de Mnangagwa.

“Nuestro equipo legal archivó con éxito nuestros documentos judiciales. Tenemos un buen caso y una buena causa”, aseguró el líder del MCD, Nelson Chamisa, quien fue el principal rival electoral de Mnangagwa, líder de la gobernante Unión Nacional Africana de Zimbabwe-Frente Patriótico (ZANU-PF).

De acuerdo con reportes de prensa, los abogados del partido llegaron a la sede de la Corte Constitucional, ubicada en Harare, la capital del país, con cajas de plástico llenas de papeles.

La Comisión Electoral de Zimbabwe informó que Mnangagwa ganó las primeras elecciones celebradas desde que el expresidente Robert Mugabe fue obligado a renunciar en noviembre del año pasado tras gobernar al país durante más de tres décadas.

Los resultados oficiales señalan que Mnangagwa, quien fue designado presidente en sustitución de Mugabe, obtuvo el 50.8 por ciento de los votos contra el 44.3 por ciento de Chamisa, quien por su parte afirmó que recibió el respaldo de 56 por ciento de los electores y describió la elección como “fraudulenta e ilegítima”.

Los jueces tienen un plazo de 14 días para decidir sobre el caso, lo que retrasará la juramentación de Mnangagwa que estaba prevista para el próximo domingo.

Tras asumir el control del país, Mnangagwa prometió organizar de manera libre y justa las primeras elecciones que el país tendría después de la conclusión del gobierno de 37 años de Mugabe.