El Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidió hoy que se lleve a cabo “una investigación creíble y transparente” en torno al ataque lanzado por la coalición liderada por Arabia Saudita, que causó la muerte de al menos 29 menores de edad en Yemen.

En declaraciones a la prensa, la presidenta en turno del Consejo de Seguridad, la embajadora de Reino Unido, Karen Pierce, manifestó que los miembros de este organismo de la ONU expresaron su grave preocupación por ese y otros ataques recientes en Yemen.

El Consejo de Seguridad llamó además a todas las partes del conflicto en Yemen a cumplir con sus obligaciones en virtud del derecho internacional humanitario, incluido el respeto de los principios de distinción y proporcionalidad.

Los miembros del Consejo de Seguridad reiteraron que la única solución al conflicto en Yemen es política, por lo que subrayaron su apoyo a los esfuerzos del enviado especial de la ONU para ese país, y a las consultas de paz programadas para septiembre próximo en Ginebra.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) informó que en sus instalaciones en Sadá recibieron el jueves los cuerpos sin vida de 29 niños. Asimismo, el jefe de la delegación del CICR en Yemen añadió que, según los funcionarios locales, un total de 50 personas murieron y 77 resultaron heridas.

El llamado de este viernes del Consejo de Seguridad siguió a la petición del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, para que se condujera “una investigación independiente y rápida” sobre el ataque.

Cuestionado al respecto, uno de los portavoces de Guterres, Farhan Haq, declaró este viernes que la investigación debería ser llevada a cabo por “las autoridades en el terreno”.

Sugirió que tal pesquisa debería se conducida por las autoridades yemeníes en la ciudad Sadá, donde se perpetró la agresión.

Los ataques fueron atribuidos a la coalición internacional liderada por Arabia Saudita en Yemen, que opera con el respaldo logístico de Estados Unidos. En un comunicado, la coalición calificó el ataque como una “acción militar legítima” contra responsables de una agresión con misiles.

Al respecto, la coalición informó que conduciría su propia investigación sobre el incidente, de acuerdo con informes de la agencia de noticias Al Arabiya.

La investigación sería emprendida luego que el rey saudí Salman indultó el mes pasado a todos los militares implicados en la llamada “Operación Restauración de la Esperanza en Yemen”, librándolos de “sanciones militares y disciplinarias”.

De acuerdo con la ONU, la guerra en Yemen ha causado desde 2015 la muerte de la menos 10 mil personas, así como la destrucción de escuelas, hospitales e infraestructura civil. Este organismo califica la situación en Yemen como “la peor catástrofe humanitaria en el mundo”.

El Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef) indicó que desde 2015 casi dos mil 400 niños han sido asesinados en Yemen, y más de tres mil 600 infantes han resultado heridos.