Las principales bolsas europeas abrieron este viernes a la baja ante la extrema cautela de los inversores luego del nuevo desplome de la lira turca, que ayer sumó un nuevo descalabro del cinco por ciento y acumula ya una depreciación del 30 por cento desde el inicio de año.

La fuga de capitales se acelera según pasan los días y esta mañana la lira se desploma hasta un 10 por ciento, marcando mínimo de 6.2 dólares por libra, y contagiando a distintos tipos de activos.

El conflicto diplomático entre Turquía y Estados Unidos a cuenta de un religioso detenido por Ankara ha acelerado una crisis que venía de meses atrás (la inflación está en el 16 por ciento y el Banco Central, tutelado por Erdogan, se ha resistido a subir las tasas), dado que las sanciones de Washington pueden restringir aún más la entrada de divisas.

La tensión entre Washington y Ankara creció tras la imposición de sanciones por parte de la Casa Blanca el 1 de agosto a dos ministros turcos por el caso del pastor estadunidense Andrew Brunson, encarcelado en Turquía desde hace dos años bajo la acusación de vínculos terroristas que el religioso niega.

Además de este factor de inestabilidad, los analistas atribuyen la depreciación de la moneda turca a la fragilidad de la economía del país euroasiático, basada sobre todo en el consumo interno, con un alto déficit comercial y necesitada de inversiones extranjeras.

Además, los inversores se han levantado con una noticia del Financial Times que indica que el Banco Central Europeo (BCE) está preocupado por la exposición de los bancos a la lira turca y monitoriza la situación ante el temor de que haya bancos demasiado expuestos.

Las referencias que han llegado de Asia tampoco son positivas. El Nikkei japonés cede más del uno por ciento a pesar de que los datos de PIB de la economía nipona han constatado un sólido crecimiento, impulsado por el gasto de los consumidores.

Sin novedades en el frente comercial, los inversores dan por hecho que no habrá renegociación entre China y Estados Unidos, al menos hasta las elecciones legislativas de noviembre.

Un escenario que no es dramático pero que, combinado con la difícil situación geopolítica, los riesgos emergentes y la perspectiva de tipos más altos en la Reserva Federal, quita las ganas de comprar al inversor.

También baja con fuerza el rublo tras las sanciones estadunidenses anunciadas ayer sobre Rusia (en este caso, por el espía envenenado cerca de Londres) y se derrumba cinco por ciento en la semana y ha tocado mínimo desde 2016, en 69 rublos por dólar.

El dinero tiende a salir precipitadamente en cuanto olfatea problemas, y el riesgo de contagio a otros países empieza a preocupar.

El dólar, mientras, repunta gracias también a su condición de refugio ante la inestabilidad imperante.

En cuanto a las divisas, en la apertura de la sesión, el euro se cambia a 1.1448 unidades contra el billete verde.

El índice Stoxx Europe 600, que agrupa a las 600 compañías más importantes que cotizan en los mercados de renta variable de 18 países europeos, bajaba a las 08:15 horas de Londres, 0.42 por ciento para ubicarse en 388.40

A continuación, la apertura de las principales bolsas europeas:

Bolsa Índice  Apertura Puntos Porcentaje Londres  FTSE-100 7,737.79  -38.86 -0.50% París CAC 40 5,452.90 -49.35 -0.90% Frankfurt DAX 12,574.93 -101.18 -0.80% Zurich SMI  9,096.00 -49.68  -0.54% Madrid Ibex-35 9,663.70 -90.90 -0.93% Milán MIB Index 21,392.20 -242.05 -1.12% Lisboa PSI-20 5,611.14 -25.12  -0.45%