La compañía Belmond anunció la próxima remodelación del complejo Maroma Resort & Spa, ubicado en Riviera Maya, la cual implicará una inversión de alrededor de 22 millones de dólares.

El director general del hotel, Federico Echaiz, indicó en reunión con medios que este complejo cerrará sus puertas entre abril y diciembre del año próximo, para renovar todas las habitaciones, pero respetará el concepto del hotel y la tropicalización de los espacios.

Agregó que esta remodelación atiende a las nuevas demandas de los turistas, quienes buscan tecnología y una experiencia diferente a las necesidades de 15 años atrás, cuando el viajero se enfocaba más en el lujo de las instalaciones, candelabros y pinturas.

El directivo también presentó el rediseño que se realizó al hotel Casa de Sierra Nevada, en San Miguel Allende, para el cual se destinó una inversión de 72 millones de pesos, y que comprendió de julio del pasado año a febrero de 2018.

En dicho complejo se modernizó el área de tecnología, se creó además un spa, un gimnasio, un salón de belleza y un lobby, lo cual "va de la mano con el avance de San Miguel de Allende. No podíamos dejar que el hotel se cayera, por eso renovamos diferentes áreas, para seguir siendo el número uno en este destino”.

Federico Echaiz destacó que los interiores fueron supervisados por la interiorista estadounidense Tirsha Willson, quien dirigió a un equipo de trabajo para acondicionar sus dos restaurantes, Del Parque y Andanza, así como el local nocturno The Blue Bar, además de los espacios públicos, patios y jardines dentro de seis mansiones históricas.

Cada característica y detalle del diseño, refirió, es única y ha sido cuidadosamente restaurada o hecha a mano localmente, para garantizar que la historia de 400 años de la propiedad se celebre respetuosamente.

Asimismo, diversas artesanías se distribuyeron entre las casonas donde se encuentran las habitaciones y suites remodeladas, cada una de ellas es única y está llena de obras maestras de artistas locales y antigüedades mexicanas.

Varias suites tienen detalles en rosa, amarillo y azul, que aparecen en alfombras antiguas, muebles, tapices y ropa de cama, complementando los suelos de barro auténtico y las paredes de color en un tono más oscuro.

Mientras que los cuartos de baño están decorados con azulejos de talavera, de colores brillantes desde el piso hasta el techo, baños con bañeras de latón, espejos y unidades de tocador de madera talladas intrincadamente.

Actualmente, Belmond cuenta con dos propiedades en México, ubicadas en San Miguel de Allende y Riviera Maya. “Nuestra meta para 2020 es duplicar el tamaño de nuestras operaciones, ya sea multiplicando su beneficio bruto de explotación (ebitda) o en el número de hoteles”.

Sin detallar sobre futuras inversiones o aperturas de nuevos hoteles, Echaiz dijo que están interesados en la Ciudad de México, y consideran un mercado importante las ciudades coloniales, que son foco de atención del viajero de lujo.