Chilpancingo
Policías antimotines resguardan el Congreso del Estado de Guerrero. Alejandrino González.

El gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, dio a conocer que se librarán órdenes de aprehensión, luego de los actos vandálicos contra cuatro sedes de partidos políticos y del gobierno de la entidad, ocurridos este miércoles en Chilpancingo.

Actuaron como verdaderos vándalos En entrevista, televisiva, el mandatario estatal dijo que hay una condena generalizada por las acciones de los profesores, y se actuará con todo el peso de la ley para castigar a los responsables de los desmanes.

Asimismo, Aguirre Rivero mencionó que el camino del diálogo en la entidad "está agotado" y sigue la aplicación de la ley.

El Ejecutivo estatal consideró que los hechos en esta ciudad obedecieron a una provocación que buscaba que "cayéramos en un enfrentamiento".

"No pueden participar de esa manera quienes se dice que son maestros, pues actuaron como verdaderos vándalos", estableció en entrevista con Milenio Televisión.

El gobernador mencionó que su administración actuará con todo el peso de la ley, pues "hemos dado muchas muestras de diálogo y apertura y, sin embargo, ellos han tomado un camino erróneo y equivocado.

Aguirre Rivero precisó que hay responsables intelectuales por lo sucedido y mencionó al dirigente y al vocero de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), Gonzalo Juárez y Minervino Morán, respectivamente.

Señaló que el propio Morán avaló, en declaraciones a la prensa, actos delictivos y "en este sentido, habremos de aplicar con toda severidad la ley".

Se actuará con "gran rapidez" para iniciar las averiguaciones previas correspondientes y ejecutar las órdenes de aprehensión que se obtengan, concluyó.