España denuncia que ataque en Kabul fue en contra suya

El gobierno de España denunció hoy que fue contra su país y contra su ayuda a la consolidación de la democracia en Afganistán, el ataque perpetrado el viernes en Kabul, en el que murieron dos...

El gobierno de España denunció hoy que fue contra su país y contra su ayuda a la consolidación de la democracia en Afganistán, el ataque perpetrado el viernes en Kabul, en el que murieron dos policías españoles.

El viernes se registró un ataque con coche bomba, reivindicado por el grupo fundamentalista Talibán, en la zona diplomática en Kabul, capital de Afganistán, en el que murieron dos policías españoles y dos empleados de nacionalidad afgana.

La Presidencia española señaló este sábado a través de un comunicado que aunque los talibanes y la información de la propia policía afgana indican que el objetivo del atentado no era la embajada de España, se mantiene abierta la investigación y no se descarta ninguna hipótesis.

"En cualquier caso, estamos ante un ataque terrorista en el que han fallecido dos ciudadanos españoles y en el que nuestros intereses han sufrido graves daños", precisó.

"Es, por tanto, un ataque contra España y contra su colaboración en la consolidación de la democracia en Afganistán", subrayó.

Aseguró que el presidente del gobierno español Mariano Rajoy sigue en todo momento la evolución de los acontecimientos e informa de la situación a todos los grupos políticos del país.

La explosión de un coche bomba junto a la sede de la embajada de España en Kabul causó graves daños a las instalaciones.

A esta explosión siguió un tiroteo que duró cerca de una hora. Tres de los integrantes del grupo terrorista entraron en el complejo de las oficinas de la embajada compuesto por tres edificios.

Como consecuencia de la explosión falleció de forma inmediata el subinspector del Cuerpo Nacional de Policía, Jorge García Tudela.

Asimismo, resultó herido el policía español Isidro Gabino San Martín, quien falleció cuando era trasladado a un hospital.

En el ataque también fueron asesinados dos empleados de la embajada de nacionalidad afgana.

El resto del personal que se encontraba en la sede diplomática se puso a salvo al refugiarse en dos "búnkeres" de la embajada española y fueron liberados ilesos después de una intervención de fuerzas especiales afganas y de unidades estadunidenses.

El gobierno español subrayó que se mantiene abierta la investigación para esclarecer todos los detalles del atentado.

Además desde el Ministerio del Interior se están realizando gestiones para la convocatoria de la Comisión de Seguimiento del "Acuerdo para afianzar la unidad en defensa de las libertades y de la lucha contra el terrorismo".

El gobierno llamó a las instituciones públicas a colocar las banderas a media asta desde este sábado y hasta el próximo lunes a mediodía.

Convocó a un minuto de silencio el lunes a las 12:00 horas, ante las sedes de los edificios y dependencias públicas en señal de condolencia y en repudio a este ataque terrorista.