Tras la derrota electoral del 1 de julio, la corriente del PRD Foro Nuevo Sol (FNS) se pronunció a favor de la construcción de un amplio consenso partidario para realizar en tiempo y forma una "auténtica" renovación de la dirección nacional de esa fuerza política que le permita "potenciarse" y presentarse como una alternativa real.

El dirigente nacional de dicha agrupación, Eloi Vázquez, señaló que la crisis que actualmente vive el Partido de la Revolución Democrática (PRD) requiere de una gran acción de reconstrucción desde abajo y a todos los niveles.

En conferencia de prensa para dar a conocer el posicionamiento de esa corriente política, mencionó que dicha reconstrucción debe iniciarse con un nuevo núcleo dirigente nacional mediante el más amplio consenso de todas las fuerzas existentes al interior del PRD.

Acompañado por los integrantes del Foro Isabel Godínez, Fátima Baltazar, Julián Rendón y Miguel Ángel Hernández, consideró que hay personalidades de las corrientes Vanguardia Progresista, Nueva Izquierda y Alternativa Democratica Nacional "responsables de la derrota, que actuaron en forma excluyente y por tanto deben rendir cuentas".

Por ello y ante la debacle electoral del partido que propiciaron esos personajes, deben dar paso a equipos alternativos que representen la unidad partidaria a través del pluralismo, subrayó.

"Hay que poner un alto al predominio del mayoriteo y la exclusión, pues son los perredistas los que tienen que salvar al partido", para lo que se tiene que recuperar el espíritu fundador del PRD y la voluntad de los perredistas de base, quienes han sostenido al partido en muchos municipios, indicó.

En la sede nacional de ese instituto político, declaró a Foro Nuevo Sol preparado para participar en el método que mejor convenga para la renovación de la dirección nacional, ya sea en una elección universal como la que está convocada por el Consejo Nacional para octubre próximo, "sin dejar de lado nuestra disposición para examinar otras vías".

Vázquez López reconoció que el PRD requiere de un relevo generacional pero articulado con una formación política y una base firme democrática y pluralista que haga política innovando, así como incorporando a los ciudadanos.