Peregrinos se congregan alrededor de Virgen de Guadalupe en Chiapas

Hombres y mujeres llegaron hasta el altar de la Virgen de Guadalupe en la parroquia del mismo nombre, en el centro de esta ciudad, tras varios días de caminar por carreteras de la entidad.Desde la...

Hombres y mujeres llegaron hasta el altar de la Virgen de Guadalupe en la parroquia del mismo nombre, en el centro de esta ciudad, tras varios días de caminar por carreteras de la entidad.

Desde la madrugada comenzaron a llegar los peregrinos. Las mujeres se distinguen por vistosas faldas largas de cuadro azul, que les cubre hasta los pies, a la vez, portan una blusa blanca de manta, con bordados de hilo en las mangas.

Algunos van con botiquín a cuesta, otros con imágenes de la Virgen o de San Juan Diego.

Los hombres cargan aparatos de sonido, lo mismo en bicicleta, que en autos, o en los hombros, todos cantan, todos gritan, parece que nadie se ha cansado, algunos con niños en los brazos, muchos gritando porras.

Multitudes se congregan alrededor de la Virgen, mientras se adorna el altar con ramos de flores, en donde resaltan las rosas rojas.

En la entrada de la sede parroquial, sacerdotes dan la bienvenida a los contingentes, rocían agua bendita, en tanto diversos grupos colocados al interior del templo cantan y oran, otros aprovechan para tomarse la foto del recuerdo; fotógrafos ofrecen imágenes instantáneas.

A partir de las 08:00 horas se intensificó la llegada de los contingentes, los grupos son cada vez más numerosos, todas las mujeres se visten igual.

De oriente a poniente en la avenida Central y bulevar Ángel Albino Corzo, los peregrinos resaltan su devoción a la imagen, los carros de los peregrinos lucen adornos, imágenes de todos los tamaños y formas de la virgen, resalta la leyenda: "soy guadalupano".

Del municipio de Villaflores hacia Tuxtla Gutiérrez, pasando por Suchiapa, se ha suspendido el tráfico vehicular, miles de peregrinos toman la vía estatal.

Desde las 03:00 horas comenzaron a llegar a lo que fue su última parada del recorrido, la comunidad Copoya y El Jobo, ahí descansaron unas horas.

A las 09:00 horas, los contingentes tomaron otra vez la carretera, caminando lentamente, pareciera que no hay cansancio, aunque para este último tramo algunos hombres y mujeres se quitaron los zapatos, algunos se atrevieron a ir descalzos.

Su devoción y amor a la Virgen los ha hecho caminar, salieron desde la ciudad de Villaflores hace tres días, van lentamente, algunos grupos empiezan a entrar a la ciudad y los últimos vienen a poco más allá de ocho kilómetros de distancia.

Queman cohetes, las sirenas de las unidades de auxilio tienen el volumen a todo lo que da, algunos organizan las filas de los caminantes.

La finalidad es llegar hasta el templo parroquial de la Virgen, algunos van por primera vez, otras por segunda, muchos por tercera, pero la mayoría ha perdido la cuenta del número de veces en que ha participado en eventos de este tipo, todos van contentos, satisfechos, felices, cantando y gritando.

Llegan también con antorchas. En el interior del templo reciben la bendición, tardan poco, oran a los pies de la Virgen, pero luego dan paso a los demás, todos quieren llegar, muchos no han ido en peregrinaciones, pero han estado hasta las primeras bancas, encienden su veladora, colocan sus ramos, y siguen su camino.