Baja California gestiona red de monitoreo del aire

La Secretaría de Protección al Ambiente (SPA) estatal, trabaja en fortalecer el Sistema de Monitoreo de la Calidad del Aire, para que continúe la evaluación de manera profesional y científica el aire...

La Secretaría de Protección al Ambiente (SPA) estatal, trabaja en fortalecer el Sistema de Monitoreo de la Calidad del Aire, para que continúe la evaluación de manera profesional y científica el aire que se respira.

El titular de la dependencia, Carlos Graizbord Ed, dijo que se realizará una inversión de 10 millones de pesos, de los cuáles 8.6 millones son proporcionados por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Anotó que además cuentan con la asistencia técnica brindada por parte de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) y la Agencia de Protección Ambiental de California (CALEPA), organismos ambientales de los Estados Unidos.

Por su parte, el Jefe del Departamento de Calidad del Aire de la SPA, Raúl Tovar, declaró que la Red de Monitoreo de la Calidad del Aire evalúa lo que se denomina "contaminantes criterio", establecidos por la Norma Oficial Mexicana (NOM).

Analiza el bióxido de azufre, bióxido de nitrógeno, material particulado, plomo, monóxido de carbono y ozono a través de sus cinco estaciones en Mexicali, tres estaciones en Tijuana y una estación de Tecate.

El funcionario estatal declaró que para determinar los niveles de contaminación se trabaja con el mismo estándar de medición que utilizan las autoridades responsables del cuidado del ambiente en los Estados Unidos, denominado AQI (Air Quality Index).

Mientras, Graizbord Ed invitó a los bajacalifornianos a recordar que en estas fechas invernales, la detonación de cohetes, así como la quema de llantas y fogatas, no sólo daña a la atmósfera sino también a la salud de las personas al igual que a las mascotas.

Puntualizó que las condiciones climáticas invernales impiden que los gases tóxicos se dispersen, lo que genera mayor contaminación.

Subrayó que los juegos pirotécnicos liberan una lluvia de sustancias tóxicas al suelo, al aire y al agua. Algunas de ellas pueden ser sustancias cancerígenas que se alojan en estos mismos medios.