Paseo en calandrias, tradición ícono de Guadalajara

Las calandrias, que a principios del siglo pasado todavía eran un medio de transporte habitual, son actualmente un ícono de esta ciudad, luego que desde 1950 se destinaron exclusivamente para los...

Las calandrias, que a principios del siglo pasado todavía eran un medio de transporte habitual, son actualmente un ícono de esta ciudad, luego que desde 1950 se destinaron exclusivamente para los paseos turísticos.

La calandria es un símbolo que surge a partir de un servicio de transporte que se brinda a los paseantes locales y a los visitantes, quienes viven una experiencia inolvidable al conocer el centro y sus monumentos históricos desde estos singulares carruajes.

Es así que para los "cocheros" o conductores de las calandrias el paseo que ofrecen al turismo y a los mismos pobladores que quieren evocar la historia, es un verdadero orgullo porque se trata de una tradición que viene de sus antepasados.

Reyes de Francia, España y Suecia, así como algunos ex presidentes, como el de Estados Unidos, Ronald Reagan, además de un gran número de políticos, artistas nacionales y extranjeros, figuran entre las personalidades que han disfrutado un paseo en calandria en Guadalajara.

En entrevista con Notimex, Ignacio y Manuel Aceves Esparza, integrantes de una de las familias de calandrieros más conocidas en la ciudad, dijeron que ser "cochero" es algo que "se trae en las venas", porque es parte de una tradición que se mantiene con mucho orgullo.

Los hermanos, quienes tienen más de 40 años de trabajar este servicio turístico, recordaron que su abuelo, Jesús Aceves Moreno, fue uno de los que iniciaron la tradición familiar desde los inicios de la Unión de Conductores de Carruajes de Alquiler, formada en 1912.

Manuel dio a conocer que por años cuentan con calandrias hermanos, hijos y nietos de la familia Aceves, quienes al igual que otros calandrieros realizan su labor con mucho orgullo.

"La calandria es pionera del autotransporte en Jalisco, pero a partir de 1950 es que se dejaron exclusivamente para los paseos turísticos. Pienso que en nuestra familia seguirá la tradición, mis nietos le dejarán este trabajo a sus hijos y así seguirá porque lo llevamos en las venas", puntualizó.

También consideró que la calandria es una tradición que aquí en Guadalajara se simboliza como con la Catedral y otros monumentos históricos; "las fotos de estos carruajes se venden en postales y la gente que viene siempre quiere fotografiarse con nosotros", dijo.

Ignacio, quien es secretario de Acuerdos de la Unión de Conductores de Carruajes de Alquiler, comentó que son 55 las calandrias que circulan en la ciudad y son jaladas por 110 caballos, es decir, son dos por cada una "para proteger y no cansar al animal".

Añadió que desde hace seis años el gobierno les apoya con servicio veterinario gratuito y cada tres meses los especialistas revisan a los 110 caballos para que estén en las mejores condiciones. Además, la Secretaría de Turismo de Jalisco los capacita para dar mejor atención a los clientes.

"Hemos recibido mucho apoyo en los últimos años por parte del gobierno municipal y estatal, y sobre los caballos pues los cuidamos mucho, por lo que la Unión sólo autoriza que se suban a la calandria cinco personas para no cansar al caballo, en caso de incumplir se sanciona fuertemente al cochero", mencionó.

Refirió que cada fin de semana contratan este transporte para trasladar a los novios en bodas, así como a las quinceañeras y para diferentes fiestas, además "participamos en desfiles y el 14 de febrero, que es aniversario de la fundación de Guadalajara ofrecemos todo el día recorridos gratuitos".

La familia Aceves hizo un llamado a quienes visitan Guadalajara para que disfruten del paseo en las típicas calandrias y llevarse una de las experiencias más inolvidables de esta capital.