Las coincidencias entre el presidente de Bolivia, Evo Morales, y el ganador de las elecciones a la presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador, no solo ayudaran a mantener la buena relación entre ambos países, sino que podría mejorarla aún más, aseguró el embajador José Crespo Fernández.

El representante del Estado Plurinacional de Bolivia en México, dijo en entrevista con Notimex que si bien la relación bilateral con el Estado mexicano por medio de esta administración, se ubica en uno de los mejores momentos, “la visión general que tiene el presidente Evo y Andrés Manuel López Obrador supongo que va a tener réditos”.

Agregó que para el gobierno bolivariano es importante mantener la buena relación, y fundamentalmente una coordinación en los espacios multilaterales que tienen que ver con América Latina, “eso estaría muy bien”.

“La relación se encuentra en uno de sus mejores momentos, esto porque estamos viviendo ya las consecuencias de un acercamiento inusual, poniendo en práctica lo que acordaron nuestros cancilleres. Esto no quiere decir que no hubiera una buena relación, pero no hubo una tan clara, concreta, y yo diría incluso en la relación de los dos cancilleres”, explicó.

Tras la última reunión en mayo pasado de los cancilleres de México y Bolivia, Luis Videgaray Caso y Fernando Huanacuni Mamanien, respectivamente, el diplomático refirió que en temas consulares, se tomó la decisión política de liberar la Visa para los bolivianos que llegan a este país, requisito que muchas veces era más difícil de obtener que la de Estados Unidos.

Así, precisó que será a finales de este año cuando se concluyan los ejercicios prácticos para saber cómo funcionaría la eliminación de la Visa, y será en 2019 cuando se elimine el visado para el pueblo boliviano. “Eso es lo que nuestras autoridades máximas han establecido incluso como cronogramas de trabajo”.

En materia económica, el embajador José Crespo apuntó que hasta el momento se han liberado algunos productos para exportarlos a México, entre ellos leche en polvo; Quínoa; dos tipos de café; granos como la chía, el sésamo, frijoles; y el Singani, bebida alcohólica boliviana a base de uva de moscatel de Alejandría.

En materia de inversión, el embajador detalló que Bolivia importa 10 veces más de lo que ellos exportan a México, pero espera que eso se reduzca paulatinamente.

En la agenda de cooperación que firmaron ambos gobiernos, dijo que uno de los temas principales es la colaboración en turismo, e institucionalismo, entre otras.

“Nosotros somos admiradores de las políticas públicas mexicanas sobre turismo, sobre todo el tema de los Pueblos Mágicos, y la administración, la gran cantidad de turistas que tienen, eso tenemos que aprender, es parte del programa de cooperación”, abundó.

A su vez, destacó que Bolivia debe aprender cómo trabajan con la institucionalidad de las micro y pequeñas empresas, “tenemos que aprender todo el manejo que se ha hecho en otros aspectos de la institucionalidad, más allá de lo que se critique o de lo que no funcione como uno quisiera, nuestros países tienen experiencias que deben compartir”.

Comentó que Bolivia compartirá con México información en temas como los  Pueblos Indígenas, “nosotros hemos trabajado a partir de la Constitución Política del 2009, y hemos institucionalizado la participación, y vamos a compartir eso de vuelta, esa es la nueva agenda de cooperación”.

Al referirse al turismo, manifestó que el flujo turístico de Bolivia a México es muy importante, y en los últimos cuatro años se ha cuadruplicado.

Si bien se ha incrementado el número de mexicanos que viaja al país sudamericano, aseguró que no lo suficiente, “sabemos que la liberación de visas va a generar eso, porque es de ida y vuelta, Bolivia no pide visa a los mexicanos, pero México si a los bolivianos, y esto tiene consecuencia también en el turismo, no solo en el que viene de Bolivia, sino también en el que va, y ahí estamos aprendiendo de México el tema de promoción de nuestros espacios turísticos”.

Respecto a un encuentro con el próximo canciller, recordó que si bien como embajadores del Grupo de países América Latina y el Caribe ante las Naciones Unidas (Grulac) se tuvo reuniones con todos los posibles candidatos que manejarán la política exterior de los tres partidos principales en México, aún no existe un encuentro ni un acercamiento por parte de Marcel Ebrard Casaubon.

“Yo supongo que esto puede darse en los próximos meses, no es un tema de que yo sea demasiado cauto, pero creo que hay que dar tiempo a estas cosas, y cuando una cosa esta bien hay que mantenerla”, finalizó.