Las dos Coreas negocian un acuerdo para mejorar sus relaciones

Corea del Sur y su vecino del Norte reanudaron este sábado las conversaciones de alto nivel, destinadas a alcanzar un acuerdo sobre la forma de mejorar sus complejas y difíciles relaciones en medio...

Corea del Sur y su vecino del Norte reanudaron este sábado las conversaciones de alto nivel, destinadas a alcanzar un acuerdo sobre la forma de mejorar sus complejas y difíciles relaciones en medio de tensiones transfronterizas.

Los jefes de las delegaciones se reunieron durante unos 40 minutos y se espera que las conversaciones continúen hasta poder llegar al menos a un consenso para continuar las negociaciones.

El viceministro de Unificación Hwang Boo Gi y otros dos funcionarios del gobierno surcoreano encabezan las conversaciones mientras la misión del Norte está dirigida por Jon Jong Su, subdirector de la secretaría del Comité para la Reunificación Pacífica de Corea.

El portavoz del Ministerio de Unificación surcoreano dijo que cada representación presentó sus posiciones sobre las cuestiones pendientes entre las dos Coreas, pero se negó a dar detalles sobre las conversaciones.

Un tema que ha sido abordado es el programa para permitir a los turistas de Corea del Sur visitar el Complejo Kumgang en el Norte. En 2008 fue suspendido después que una turista surcoreana murió por disparos de un soldado norcoreano.

Corea del Norte ha solicitado en repetidas ocasiones al Sur reiniciar el programa, que había sido una importante fuente de divisas para el Norte.

El gobierno de Seúl espera dar prioridad a la reanudación de las llamadas reuniones de las familias que quedaron divididas por la guerra de Corea (1950 a 1953).

Sólo 20 reuniones entre las dos Coreas se han celebrado desde el año 2000, cuando los líderes de las dos Coreas rivales celebraron una cumbre histórica.

El Sur señala que reanudar las reuniones es una cuestión humanitaria urgente, ya que muchos miembros de las familias separadas son de edad avanzada y desean fuertemente a ver a sus familiares en el Norte antes de que mueran.

Las conversaciones actuales son el resultado de un acuerdo entre las dos naciones en agosto pasado para mantener conversaciones de alto nivel con el objetivo de mejorar las relaciones.

Las tensiones habían aumentado a principios de ese mes después de que Corea del Sur acusó al Norte de plantar minas terrestres en la zona desmilitarizada entre los dos países que gravemente dejó heridos a dos soldados surcoreanos.

Las tensiones aumentaron aún más después de que las dos partes intercambiaron fuego de artillería.

Las dos Coreas siguen técnicamente en estado de guerra luego que al fin de la Guerra de Corea se alcanzó un armisticio, no un tratado de paz permanente.