El dolor cercano a una articulación y la sensación de un tejido blando al tacto son síntomas que no deben pasarse por alto y que ameritan consultar al médico, ya que podría tratarse de un tumor maligno conocido como sarcoma, alertó Jorge Adán Alegría Baños.

El especialista adscrito a la División de Investigación del Instituto Nacional de Cancerología explicó que el sarcoma se origina en los tejidos, los cuales incluyen cartílago, hueso o tejido adiposo, que afecta a niños, jóvenes y adultos jóvenes, entre 15 y 35 años de edad.

Advirtió que es una enfermedad que se presenta en 60 por ciento en las extremidades y consiste en un tumor visible que frecuentemente se desarrolla en el muslo, por lo que puede aparecer entre la cadera y rodilla.

“El sarcoma tiene la capacidad de migrar a un sitio diferente del cual se originó. Es un padecimiento poco frecuente, ya que dentro de los tumores malignos sólo representa uno por ciento”, subrayó.

El experto abundó que hay más de 100 subtipos de sarcomas; sin embargo, el más frecuente es el que se desarrolla en los tejidos blandos y óseos.

Indicó que en el Instituto Nacional de Cancerología 50 por ciento de los casos de sarcoma llega en etapas avanzadas de la enfermedad, lo que limita la posibilidad de curación o control a largo plazo.

Por lo anterior, reiteró la recomendación de acudir a una revisión oportuna con el médico cuando el paciente perciba dicho dolor y la formación de un tejido blanco cercano a su articulación, para descartar el padecimiento o para su pronta atención.