Ante el deterioro de sus condiciones de salud, Sergio Marchionne ha sido sustituido al frente del grupo industrial Fiat-Chrysler (FCA) por el británico Mike Manley, informó hoy la compañía en un comunicado emitido al término de una reunión de urgencia de su consejo de administración en Turín.

Marchionne, de 66 años y originario de Chieti, Italia, “no podrá retormar su actividad laboral” y se encuentra hospitalizado tras ser operado en junio pasado, reconoció el grupo automotriz.

“Reunido con fecha de hoy, el consejo de administración de FCA ha expresado primero que nada su cercanía con Sergio Marchionne y su familia, subrayando su extraordinaria contribución humana y profesional dada a la sociedad en estos años”, señaló el comunicado.

Marchionne era presidente y director administrativo de Ferrari, presidente de Cnh Industrial (un grupo ítalo-estadunidense que produce y comercializa maquinaria para la agricultura y el sector de la construcción, vehículos comerciales, autobuses, motores y propulsores marinos) y director general de FCA.

Al frente de la marca de autos deportivos Ferrari quedó Louis Camilleri, ex número uno de Philip Morris y ya miembro del consejo de administración de FCA, mientras que John Elkann (heredero de la familia Agnelli, fundadora de la Fiat) asumió el cargo de presidente.

Suzanne Heywood será la nueva presidenta de Cnh Industrial y Manley, de 54 años y quien hasta este sábado estuvo al frente de la marca Jeep, asumirá la dirección de FCA.

Marchionne debía dejar el grupo hasta 2019, durante una asamblea programada en Amsterdam que debería aprobar las cuentas de 2018, sin embargo, el deteriro de su salud obligó a acelerar su salida.

El ahora ex número uno de FCA fue designado director de Fiat en 2004 y es considerado el salvador del histórico grupo italiano, que en esos años enfrentaba una de sus peores crisis.

Fue bajo el liderazgo de Marchionne que Fiat se fusionó con Chrysler para dar vida a FCA, grupo que comenzó a operar el 1 de enero de 2014.

El ahora presidente de FCA, John Elkann, calificó al ex director general como “un líder iluminado, un punto de refencia, una persona en la cual confiar, un mentor y, sobre todo, un amigo”.

“Estoy profundamente dolorido por las condiciones de Sergio. Se trata de una situación impensable hasta hace unas horas, que nos deja a todos un sentimiento de injusticia. Mi primer pensamiento va a Sergio y su familia”, añadió.