La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) informó hoy que el 86 por ciento de las personas afectadas por la erupción del Volcán de Fuego, en Guatemala, perdieron sus fuentes de ingresos y requieren del apoyo de las autoridades.

La institución de las Naciones Unidas informó de los resultados de un estudio sobre los damnificados de la explosión volcánica suscitada el pasado tres de junio que, según las autoridades guatemaltecas, dejó alrededor de cuatro mil personas albergadas.

El estudio precisó que el 86 por ciento de los damnificados que permanecen en albergues perdieron su fuente de trabajo o su negocio, 43 por ciento se quedaron sin terreno para realizar actividades agropecuarias, en tanto que el 1.0 por ciento confesó su intención de migrar de forma irregular.

Según la OIM, en coordinación con autoridades locales, ha realizado dos rondas de evaluación de las características de la población afectada y apoya el fortalecimiento de la atención en albergues.

Destacó que además lleva a cabo “acciones para prevenir la trata de personas en el contexto de la emergencia”. Con ese objetivo distribuye material informativo dirigido a los jefes de familia, niños, niñas y adolescentes para prevenir delitos de violencia sexual y trata de personas en los albergues.

La OIM informó que, derivado de los resultados de la encuesta tras la erupción, administrará 320 mil dólares que se destinarán a mejorar las condiciones de infraestructura en los albergues, principalmente.

El organismo de las Naciones Unidas indicó que puso a disposición del gobierno guatemalteco y de instituciones multilaterales los datos, con el fin de dar una respuesta integral y diferenciada según las necesidades poblacionales.

En tanto, el gobierno guatemalteco informó que avanzan los trabajos de construcción de los llamados “albergues de transición” en que se reubicará a familias de damnificados, donde vivirán en mejores condiciones mientras se levanta el complejo habitacional de mil unidades en un terreno del Estado.

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres informó que el número de albergados bajó de más de cuatro mil a dos mil 879 este viernes, quienes reciben atención en 15 albergues oficiales.

La erupción del Volcán de Fuego del pasado 3 de junio afectó a un millón 714 mil 387 personas y causó 125 personas fallecidas y 297 desaparecidas.