El peso cerró con una depreciación semanal de 0.67 por ciento o 12.6 centavos, y cotizar alrededor de 19.02 pesos por dólar, su primer retroceso semanal después de cuatro semanas consecutivas de apreciación en las que la moneda nacional se recuperó, por lo que este debilitamiento puede considerase moderado, destacó Banco Base.

La institución financiera apuntó que la estabilidad del tipo de cambio alrededor de 19.00 pesos por dólar es señal de cautela en el mercado, debido a las señales de que Estados Unidos está dispuesto a continuar con la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Sin embargo, aún se desconoce si habrá avances,a partir de la siguiente semana que se retomen las reuniones de alto nivel entre ministros de los tres países miembro.

La cautela de los participantes del mercado también se refleja en el Mercado de Futuros de Chicago (CME), en donde las posiciones especulativas netas a favor del peso se elevaron, pero sólo 3.36 por ciento o 946 contratos en la semana entre el miércoles 10 y el martes 17 de julio.

Como comparación, en las cuatro semanas previas las posiciones netas se inclinaron a favor del peso en 49 mil 832 contratos, cada uno de 500 mil pesos, lo cual es consistente con la apreciación que mostró la moneda nacional durante el mismo periodo.

Por otra parte, el lenguaje restrictivo del presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, permitió al dólar ganar terreno de forma generalizada tres días de esta semana que hoy concluye.

En este contexto, al cierre de las operaciones cambiarias de este viernes, el dólar libre se vendió hasta en 19.42 pesos, dos centavos más en comparación con la jornada de ayer, y se compró en un precio mínimo de 18.00 pesos, en bancos de la Ciudad de México.