La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró este viernes con una ganancia de 0.33 por ciento, en una jornada animada por emisoras de alta ponderación que mostraron ganancias, lo que le permitió separarse de sus pares estadunidenses.

En cifras definitivas de cierre, el principal indicador accionario, el S&P BMV Indice de Precios y Cotizaciones (IPC), avanzó 160.45 puntos respecto al nivel previo, con lo que se ubicó en 48 mil 908.24 unidades.

Con este resultado, la BMV tuvo un balance semanal positivo en 1.04 por ciento, mientras que en lo que va del mes de julio gana 2.61 por ciento, con lo cual en el acumulado del año el mercado de valores reporta un descenso de 0.90 por ciento.

La bolsa mexicana cerró contrario a los índices de Estados Unidos, de los cuales el promedio industrial Dow Jones perdió 0.03 por ciento, el Standard and Poor's 500 bajó 0.09 por ciento y el tecnológico Nasdaq descendió 0.07 por ciento.

El mercado accionario mexicano terminó en terreno positivo, apoyado por los avances que tuvieron emisoras como Grupo Financiero Banorte y Wal-Mart que subieron 1.29 y 1.42 por ciento, respectivamente, así como Gruma que subió 1.60 por ciento y Mexichem con 1.30 puntos porcentuales.

Al cierre de la jornada accionaria, en la BMV se operó un volumen de 195.6 millones de títulos, por un importe económico de siete mil 350.9 millones de pesos, con 69 emisoras que ganaron, 37 perdieron y nueve se mantuvieron sin cambio.

La bolsa mexicana se desligó del desempeño de los mercados a nivel mundial, que tuvieron movimientos negativos después de validar pocos datos en la agenda económica, pero dando de nuevo mayor peso al tema comercial, destacaron analistas de Grupo Financiero Monex.

Los mercados evalúan si Estados Unidos impondrá nuevos aranceles por 500 millones de dólares sobre los productos chinos, luego de que el presidente estadunidense, Donald Trump, mencionara dicho monto en una entrevista.

Trum sigue sosteniendo que China ha abusado de las condiciones comerciales, aunado a una fuerte depreciación de yuan que se presentó durante la semana.

En el mercado cambiario, el peso cerró con una depreciación semanal de 0.67 por ciento o 12.6 centavos, para cotizar alrededor de 19.02 pesos por dólar, siendo el primer retroceso semanal del peso, luego de cuatro semanas consecutivas de apreciación en las que la moneda nacional recuperó 8.41 por ciento, de acuerdo con Banco Base.