Para el cierre de este año, la meta del Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario y a la Mujer Rural (Pronafim) es canalizar alrededor de dos mil 900 millones de pesos a intermediarias financieras (empresas que prestan recursos a los microempresarios) y al término del sexenio  sumar 14 mil millones de pesos, afirmó Cynthia Villarreal Muraira.

La coordinadora general del Pronafim comentó que la meta para el cierre de este sexenio es haber beneficiado a cuatro millones 300 mil personas con un monto otorgado de cinco millones 300 mil microcréditos, y en términos de capacitación contar con 225 mil personas capacitadas en temas financieros y empresariales.

En el marco de la Segunda Edición de la Feria Pronafim, que se realizará los días 21 y 22 de julio en la Ciudad de México, comentó que este evento está pensado para cumplir con diferentes objetivos, entre ellos demostrarle al público en general lo que hace el Pronafim, y tiene que ver con atender con herramientas de microfinanzas a las microempresas.

Es un espacio para los microempresarios, que son los casos de éxito del Pronafim, para que puedan vender sus productos. Y en esta segunda edición se estima la presencia de 400 microempresas. “En total son 200 y decimos que son 400, porque normalmente vienen dos microempresarios por compañía”.

“Es una especie de fiesta, pero con la temática de las microempresas. Aquí los visitantes pueden conocer desde lo que hace el Pronafim hasta las microempresas de éxito”, comentó.

El evento también contará con un pabellón que concentra a una serie de aliados públicos y privados que ofrecen opciones de financiamiento, servicios para empezar los negocios, por ejemplo capacitaciones.

Además de que también estará el stand de la Secretaría de Economía (SE) con programas, como el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), ProMéxico, entre otros.

Villarreal Muraira explicó que a través de estas exposiciones, los visitantes tienen la oportunidad de conocer lo que hace el Pronafim y al mismo tiempo motivar a quien está pensando en abrir un negocio, ya que durante los dos días se darán conferencias en las que se hablarán sobre el emprendimiento.

Y para las personas que ya cuentan con un negocio se tratarán temas sobre cómo posicionar la marca, mejorar las ventas, administrar las finanzas.

Los visitantes podrán encontrar artesanías, alfarería productos de cerámica, textiles, ropa, calzado, conservas, chocolate, entre otros productos.

Además de que habrá un área gastronómica con 27 estands en donde se podrá degustar de platillos típicos de todo el país, desde barbacoa, cochinita, zacahuil, un platillo emblemático de huasteca potosina, tlayudas, escamoles, entre otros.

El Pronafim atiende a la población microempresaria que en general es gente que está laborando en la informalidad y es parte del sector secundario y terciario, es decir, se dedican en un 60 por ciento a la venta de alimentos y bebidas.

“Es un programa que trata de impulsar a los micronegocios con microfinanzas, es decir, con financiamiento, microcréditos, pero sobre todo capacitación”, destacó la funcionaria.

Respecto a las expectativas del organismo, confió en que el próximo gobierno encuentre valor en el programa y se continúe construyendo sobre lo que ya está hecho.

“Estamos trabajando duro para dejar todos los cambios hechos bien documentados. Estamos dejando un programa muy eficiente que opera muy bien y tiene resultados bastante grandes, con una política pública modernizada y actualizada, con mucho conocimiento de lo que es una microempresa”, aseguró.