La Bolsa de Valores de Tokio cerró este viernes a la baja, abrumada por las preocupaciones sobre las perspectivas económicas de China luego de que el yuan cayera a un mínimo de un año frente al dólar estadunidense.

Las acciones japonesas terminaron más débiles debido a que un declive anterior en el yuan chino reavivó las preocupaciones sobre la estabilidad de la segunda economía más grande del mundo, que enfrenta crecientes riesgos de un conflicto comercial con Estados Unidos.

El debilitamiento del yuan provocó preocupaciones de que el crecimiento económico de China se desacelerará aún más, y provocará una escalada en su disputa comercial con Estados Unidos, dijeron los corredores.

"Las caídas en el yuan aumentaron las preocupaciones sobre la salida de capital, provocando preocupaciones sobre (otra ronda de) 'China Shock' como el que sucedió en 2015", dijo Yutaka Miura, analista en Mizuho Securities Co.

Aún así, las cuestiones sensibles a la demanda interna fueron en su mayoría más altas ante las expectativas de informes de ganancias sólidas, dijeron los corredores.

Al cierre de la jornada bursátil, el Nikkei de 225 acciones, principal indicador del mercado de Tokio, retrocedió 66.80 puntos (0.29 por ciento), al ubicarse en 22 mil 697.88 unidades.

En tanto, el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, bajó 4.61 puntos (0.26 por ciento), para ubicarse en mil 744.98 unidades.

En contraste con la caída del mercado tokiota, el referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en los mercados de Shanghai y Shenzhen avanzó 64.55 puntos, un 1.88 por ciento, al ubicarse en tres mil 492.89 unidades.

El Shanghai Composite Index registró una repunte de 56.73 puntos (2.05 por ciento) para cerrar en dos mil 829.27 unidades.

A su vez, el Shenzhen Component ganó 102.70 puntos (1.12 por ciento) para ubicarse en nueve mil 251.48 unidades, informó la agencia Xinhua.