Debido a que Elsa Cross es una poeta muy cercana a la obra de Sor Juana Inés de la Cruz, por ser una autora amada por Octavio Paz, tan cercano también a la “Décima Musa”, y porque su pensamiento y su palabra se relacionan con todo eso por lo que Sor Juana luchó, esta noche se instituyó aquí la cátedra de poesía “Elsa Cross”.

Al instituir la cátedra, como parte del plan de estudios de la Universidad del Claustro de Sor Juana (UCSJ), la rectora Carmen López-Portillo Romano aseveró emocionada que la decisión obedece, también, a que desde el punto de vista de la comunidad de esa casa de estudios superiores “Elsa Cross es una poeta que en su obra hace que la poesía hable”.

Se crea la cátedra, abundó, porque esta gran poeta “logra reunir en su obra todos los posibles vínculos con lo que el ser humano tiene consigo mismo, con el otro, con el mundo y con lo que lo trasciende”. Acto seguido, la rectora leyó versos de la poeta Cross.

“Me es muy difícil definir mi propia obra poética, porque siempre se ha dado en formas tradicionales, y mira más hacia el fin que hacia el comienzo, justamente, de una tradición. Lo que más la ha impulsado es una categoría muy arcaica, el canto, y ha estado siempre ligada tanto a la naturaleza como a la percepción de estados interiores”, dijo Elsa Cross.

La cátedra, que es un homenaje a la poeta y a su larga trayectoria, que la Universidad del Claustro de Sor Juana inauguró esta noche en el Sotocoro de esa institución. Al respecto, Cross manifestó con emoción que es un honor inesperado. “Ojalá que mi obra llegue a estar a la altura de esta distinción, que yo agradezco tanto”.

Doctora en Filosofía por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), de cuya Facultad de Filosofía y Letras es profesora, Cross fue becaria del Centro Mexicano de Escritores y directora de la Casa del Poeta “Ramón López Velarde”. Cursó estudios de filosofía hindú en la India donde residió durante dos años, y también en Estados Unidos.

Cercana tanto a la escena poética como al teatro, siguió la ruta de la poesía. “De joven estuve rodeada por gente de teatro, Héctor Azar me invitó a dar clases en la Escuela de Arte Teatral del INBA, y estuve allí varios años. El teatro me interesaba principalmente como género literario, y siempre recordaré las clases de Luisa Josefina Hernández”.

En cuanto a la escritura, explicó que dejó empezada una obra de teatro, así como dos novelas y un libro de cuentos, a los que nunca encontró solución, a diferencia de los poemas. “En realidad tardé varios años en darme cuenta de que mi camino era la poesía; los ensayos, por otra parte, han surgido como parte de mi actividad académica en la UNAM”, comentó.

La poesía de Cross (Ciudad de México, 1946) ha sido incluida en más de un centenar de antologías de América, Europa y Asia. Su “Poesía completa” (1964-2012), fue publicada en 2012; seis de los 29 títulos que incluye han recibido premios en México y otros países. Tras esa publicación aparecieron sus libros “Atrapasueños” (2014) e “Insomnio” (2016).

Ha recibido los premios Nacional de Poesía Aguascalientes (1989); Interamericano de Poesía “Jaime Sabines” (1992); de Poesía “Jaime Sabines/Gatien Lapointe” (Quebec, Canadá, 2007); “Xavier Villaurrutia” (2007); Universidad Nacional, por creación artística y extensión de la cultura (2009), y “Roger Caillois” para autores latinoamericanos (París, 2010), entre otros.