Más de siete mil 500 jinetes participaron en el tramo Maturana-Parral de la edición 23 de la Cabalgata Villista, última de las etapas de este año con lo que terminó este recorrido iniciado en Ciudad Juárez.

El gobernador Javier Corral Jurado, quien encabezó esta etapa, expresó su reconocimiento a los participantes de esta travesía y por contribuir, con su presencia a esta tradición que rememora las gestas heroicas de las tropas de Francisco Villa.

El mandatario estatal manifestó su deseo de que esta ciudad, llamada “La Capital del Mundo”, se fortalezca y continúe vigente y resaltó la presencia de jinetes de varias partes de la región.

Señaló que acudieron jinetes de El Paso, Texas; Monterrey, Nuevo León, así como de los estados de Jalisco, Hidalgo, Guanajuato, Durango y de una gran cantidad de ciudades y poblaciones del estado de Chihuahua.

Distinguió la labor del presidente de la Cabalgata Villista, Manuel Escobedo, por mantener vivo este evento, que es ya una gran tradición para Chihuahua y para muchas partes del país.

Dijo que los más de mil 500 jinetes que participaron en esta cabalgata, comprobaron “la alegría, entusiasmo, fraternidad y solidaridad con la que la gente de Parral ha recibido a los jinetes, la alegría de los niños, jóvenes y adultos”.

Exhortó a los presentes a disfrutar de estas jornadas, que además de todo, se han convertido en ventana al mundo y en oportunidad para reforzar los lazos y vínculos entre familias, entre amigos, y entre todas y todos los chihuahuenses de generación en generación.

El presidente de la Cabalgata Villista, Manuel Escobedo Hernández, destacó que por vigésimo tercer año consecutivo se concluyó la travesía, por lo cual agradeció tanto a las autoridades como a cada uno de los cabalgantes que tomaron parte en esta festividad.

“No tengo palabras para agradecerles esta convocatoria que tenemos, agradezco a las autoridades civiles militares por las facilidades, agradezco a mi equipo de trabajo y esperamos vernos aquí el próximo año”, dijo el dirigente.