La Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción (AMIC) en Tabasco, estimó que el incremento a los aranceles al acero por parte de Estados Unidos, provocará un incremento de entre 10 y 15 por ciento a los presupuestos de las obras del próximo año.

El presidente del organismo, José Manuel Payán Ramos, expuso que a la mayoría de los constructores el ajuste arancelario no ha les ha afectado por la razón de que hay poca obra pública ejecutándose.

En entrevista, señaló que en el caso de las pocas dependencias que sí están ejecutando obra pública por medio de las constructoras, sobre todo las federales, sí se deberá hacer un ajuste a la alza ya que todas tienen techos financieros.

Si no se hacen esos ajustes, advirtió, se corre el riesgo de que queden inconclusas.

Sobre los presupuestos que se integren para las obras del próximo año, ya con la nueva administración estatal y federal, calculó que la obra pública se encarecerá entre 10 y 15 por ciento en 2019 derivado directamente del aumento a los aranceles que aplica el gobierno de Estados Unidos al acero mexicano.

Además, externó, se esperan otros aumentos como efecto de la inflación hacia fin de este año como movimiento natural de la economía.

"La cuestión de los aumentos no nos espanta, nos ocupa, pero no nos preocupa; acuérdense de las épocas en que por ejemplo la inflación rebasaba el 100 por ciento y todas las semanas había que hacer un incremento de precios y ajustes, y lo pudimos hacer adecuadamente a tal grado que se abatió ese tipo de inflaciones", puntualizó.