Al cierre de la presente administración federal, el Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario y a la Mujer Rural (Pronafim) habrá otorgado 14 mil millones de pesos a través de financieras, con cuatro millones 300 mil personas beneficiadas con un total cinco millones 300 mil microcrédito, por lo que se dejará un esquema sólido y con buenos resultados.

La coordinadora general del Pronafim, Cynthia Villarreal Muraira, detalló que dichos recursos se destinaron a diversos sectores, y solo el año pasado 59 por ciento fue dirigido a ventas de alimentos y al comercio de productos textiles, accesorios y calzado.

Durante la presentación de la Segunda Feria Pronafim, que se realizará los días 21 y 22 de este mes en el Palacio de los Deportes de esta capital, comentó que el crédito pasó de seis mil 500 a 10 mil 200 pesos, aunque puede ser hasta de 80 mil pesos.

“Lo que estamos impulsando es que crezca, para que este microcrédito se utilice sobre todo para la inversión en activos”, explicó.

Sobre el futuro del Pronafim, argumentó que se deja un programa sólido con resultados muy concretos y política pública dirigida a las necesidades actuales.

“El programa ha sido exitoso a adaptarse en estos cambios y ese es nuestro trabajo, dejar un programa sólido con mucho sentido social y económico, un programa que apoya a la productividad de las microempresas y será un programa que la próxima administración puede ver que tiene muchos resultados positivos”, dijo.

Villarreal Muraira mencionó que el esquema del Pronafim asegura su continuidad, ya que promueve la productividad, al otorgar a las microempresas herramientas para crecer y el acceso a financiamiento con mejores condiciones.

Sobre la Segunda Feria Pronafim, añadió que estarán 400 microempresas de diversos estados de la República para vender sus productos y obtener experiencia y aprendizaje, y que el invitado especial en esta edición será San Luis Potosí.

El secretario de Desarrollo Económico de esa entidad, Gustavo Puente Orozco, dijo que San Luis Potosí fue la quinta economía que más creció del país en 2017, más del doble en los últimos tres años que el resto del país.