La Temporada de Chiles en Nogada 2018, que se realiza en esta entidad hasta el 30 de septiembre, dio inicio este viernes con la participación de 14 emblemáticos restaurantes que esperan superar la meta de dos millones 700 mil chiles vendidos.

“El pasado año se vendieron alrededor de dos millones 550 mil chiles y en esta ocasión esperamos llegar a la expectativa y tener una derrama por encima de los 600 millones de pesos”, manifestó el secretario de Cultura y Turismo de la entidad, Roberto Antonio Trauwitz Echeguren, en la comida inaugural.

Refirió que la Temporada de Chiles en Nogada es la más importante en Puebla, tanto que también es conocida como “la Navidad poblana”, pues es la época del año en que las familias se reúnen para preparar este platillo típico, sin igual en el mundo.

“Cuando hablamos de gastronomía en Puebla, abarcamos cultura y tradiciones. El platillo más famoso es el mole poblano, mientras que el más fino es el chile en nogada”, expresó el funcionario estatal.

Agregó que la temporada es motor para la economía y para atraer más visitas. “Sabemos que a 200 kilómetros de Puebla viven cerca de 49 millones de personas, y ésta es la distancia que la gente maneja para moverse a los diferentes destinos. Además, hoy tenemos el pretexto de que los niños están de vacaciones y tenemos la fuerza para que las familias nos vengan a visitar”, dijo.

En el acto, Salvador Sánchez Estrada, subsecretario de Calidad y Regulación de la Secretaría de Turismo (Sectur), manifestó que Puebla es un destino gastronómico por excelencia, lleno de sabores, aromas, tradición, historia, cultura, modernidad y naturaleza.

“Su cocina nos proyecta internacionalmente para que muchas personas nos visiten y vean lo que tenemos qué ofrecer en México. Los chiles en nogada es uno de los platillos más emblemáticos que nos han cautivado por su exquisito sabor y su patriótica presentación”, señaló.

Esta temporada, dijo, marca una época próspera en la cadena de valor favoreciendo a los productores locales y los diversos restaurantes poblanos, y “aunque el chile en nogada puede consumirse en miles de restaurantes en todo el país, no hay nada como venir a probarlo en su lugar de origen, Puebla”.

Sánchez Estrada aseguró que la dependencia federal seguirá impulsando acciones que permitan mostrar la riqueza gastronómica del país, y conectar desde las nuevas generaciones y una cultura de respeto y conservación de las tradiciones culinarias mexicanas.

En su intervención, aprovechó la oportunidad para felicitar a la entidad por el reciente nombramiento del Valle de Tehuacán-Cuicatlán como Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco, que llevó a México a ser el primer país con más lugares reconocidos en América y el séptimo a nivel mundial.

En tanto, Francisco Fernández Alonso, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), expuso que este platillo es tradicional y emblemático del país.

“Es un orgullo ser parte de la apertura de esta temporada, de gran valor gastronómico e histórico, ya que su aparición coincide con la Independencia de México”, apuntó, al agregar que la industria de restaurantes es generadora de empleos y pieza clave en el turismo, que crea un impacto social importante en la cadena de valor.

A su vez, Ignacio Alarcón, presidente de la Canirac en Puebla, indicó que año con año se suman más restaurantes a la temporada, que en esta edición serán La Noria, Palmira, Los sabores de Puebla, La cueva del zorro, Centro Mexicano Libanés, Mi viejo pueblito, Las bodegas del molino, El mesón de hierro, La encomienda y Restauro, por mencionar algunos.

Durante la inauguración se entregó un donativo al DIF de Puebla, que se destinará para fortalecer el programa de aparatos auditivos, a través del cual, al día de hoy, se han entregado mil 100 y se adquirirán 200 más.