La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) verificó la legal procedencia de animales exóticos, propiedad de una empresa circense en el estado de Nayarit.

Al atender una denuncia publicada en redes sociales acerca de la presencia de un elefante en las afueras de la localidad de Ahuacatlán, personal de la dependencia realizó una visita de inspección a la empresa establecida en esa localidad.

Los inspectores corroboraron que la empresa tiene la documentación que acredita la legal procedencia de un elefante, dos camellos (un dromedario hembra y un bactriano macho), tres mandriles, un chango macaco, una osa y un cebroide exótico.

También comprobaron que los ejemplares cuentan con el chip para identificarlos, lo cual es un requisito indispensable que establece la Ley General de Vida Silvestre, informó la Procuraduría Ambiental en un comunicado.

De igual manera cuenta con el registro que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) le otorgó con número SGPA/DGVS/0813/16, del 8 de agosto de 2016, como ente autorizado para el manejo integral de dichos ejemplares.

Derivado de la investigación realizada en el área denunciada, se corroboró que los animales no son utilizados como parte del espectáculo de la empresa circense y se recomendó al empresario que el manejo de los ejemplares se realice conforme al plan de manejo autorizado con el que cuenta.

Los ejemplares están en buenas condiciones de salud, además de que reciben un trato digno y respetuoso, sin que se encontraran evidencias de maltrato a los animales.