Un residente de California se declaró hoy culpable en una Corte Federal de Virginia de dispararle en 2017 a un diplomático estadunidense asignado al consulado en Guadalajara, estado mexicano de Jalisco.

Zia Zafar, de 33 años, residente de Chino Hills, California, se declaró culpable de un cargo de intento de asesinato de una persona internacionalmente protegida y de una acusación de descarga de un arma de fuego durante un crimen de violencia.

Zafar presentó su declaración de culpabilidad este viernes ante el juez federal Anthony J. Trenga, del Distrito Este de Virginia. El juez programó la audiencia de sentencia de Zafar para el próximo 7 de noviembre.

Zafar admitió que el 6 de enero de 2017 en Guadalajara portó un arma de fuego, se puso una peluca y gafas de sol para disfrazar su apariencia y esperó en un estacionamiento al vicecónsul Christopher Ashcraft.

Zafar disparó contra Ashcraft cuando éste conducía su auto fuera del estacionamiento de un gimnasio. Ashcraft sobrevivió al tiroteo. Zafar fue detenido por la policía mexicana y deportado para enfrentar cargos en Estados Unidos.

"Zia Zafar vigiló y atacó a un funcionario estadunidense, acechándolo antes de dispararle en el pecho en un atroz acto de violencia premeditada", señaló el subprocurador federal John P. Cronan en un comunicado emitido por el Departamento de Justicia.

"La declaración de culpabilidad de hoy envía un mensaje claro de que el Departamento de Justicia enjuiciará agresivamente a quienes pretenden dañar a los funcionarios estadunidenses que prestan servicios en el extranjero", advirtió Cronan.

En el comunicado, el Departamento de Justicia agradeció al gobierno de México "por sus extraordinarios esfuerzos, apoyo y profesionalismo en la respuesta a este incidente”.