La Secretaría de Obras y Servicios de la Ciudad de México (Sobse) informó que este viernes iniciaron los trabajos de demolición del inmueble afectado por el sismo de septiembre que se localiza en Nicolás San Juan 308, en la colonia Narvarte Poniente, delegación Benito Juárez.

En un comunicado, refirió que en un lapso de tres meses deberá entregarse el predio limpio a los propietarios.

Para tales acciones, los propietarios, junto con representantes de las secretarías capitalinas de Gobierno y de Protección Civil, entregaron las llaves del edificio a personal de la Sobse para comenzar con las labores de mitigación de riesgos, agregó.

Recordó que después del sismo del pasado 19 de septiembre, el edificio de nueve niveles resultó con agrietamientos en muros y columnas que dejaron expuesto el acero de refuerzo, daños que se incrementaron por el choque que hubo entre sí de los inmuebles aledaños.

La dependencia detalló que las primeras actividades consistirán en la instalación de un tapial para confinar la zona de trabajos; se desplegará una malla que servirá para contener los residuos del derribe y los 30 demoledores que participarán, llevarán a cabo los clareos de las losas para bajar escombros.

Asimismo, explicó que de la azotea hasta el tercer nivel, las actividades se realizarán de manera manual, mientras que los niveles restantes serán destruidos con una retroexcavadora.

Agregó que de manera simultánea, la Sobse lleva a cabo el derrumbe controlado de cinco inmuebles más en Paseo de las Higueras 89; Paseo de los Laureles 187 y Pacífico 223, en Coyoacán; en Patricio Sanz 612 y la torre dos de Azores 609, localizados en Benito Juárez.

Además, concluyó las demoliciones en 56 inmuebles afectados por el sismo del 19 de septiembre.